Tibú: vereda El Silencio recibe más de $173 millones para su escuela rural

Domingo, 14 de Marzo de 2021
Buscan fortalecer y mejorar las condiciones educativas de los niños de esta zona.

En Norte de Santander, más de $173 millones fueron invertidos en la construcción de la escuela de la vereda El Silencio, entregada por la coordinadora de la Agencia de Renovación (ART)  del Territorio, Yamile Rojas Estupiñán, a los docentes, alumnos y a los campesinos de la zona, el 12 de Marzo 2021. Esta obra se ejecutó en el marco de la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) de la región Catatumbo.

“En la vereda El Silencio hemos entregado la escuela, en compañía de un ejercicio de articulación y gestión de recursos con Naciones Unidas y la Asojuntas de La Gabarra. Estamos muy contentos porque beneficia a los 25 niños matriculados, quienes en compañía de los docentes van a tener una mejor educación. Sumado a lo anterior, también hemos entregado un panel solar que está siendo instalado por la comunidad, gracias a un proceso de articulación con Colombia Transforma”, afirmó Yamile Rojas Estupiñán, coordinadora ART regional Catatumbo.

Este proyecto de construcción de la sede educativa beneficia a los hijos de las 95 familias campesinas del sector.  

La obra fue ejecutada con recursos de la ART y la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC) contribuyendo al bienestar de la comunidad.

Esta infraestructura educativa garantiza una mejor prestación del servicio educativo y contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas y jóvenes.

Benigno Neyra Torres, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC)  de la vereda El Silencio aseguró que “esta obra nos parece muy importante porque nos trae desarrollo y está fortaleciendo el futuro de nuestros niños que es la educación, el mejor camino para la paz. En esta zona, que había estado tan abandonada por el Estado, nos sentimos agradecidos con el PDET, con la ART y con la alcaldía porque hoy estamos cumpliendo un sueño con una obra de primera”.

El nuevo espacio educativo es de gran impacto para la comunidad porque facilita el acceso de los niños, quienes de lo contrario tendrían que desplazarse por vía fluvial partiendo de su vereda hacia el corregimiento de La Gabarra.

En diferentes veredas del municipio de Tibú los casos de movilidad son muy frecuentes, por eso se ha hecho  una dotación de dos canoas para brindar el servicio de transporte escolar a sedes educativas rurales de los municipios de Sardinata y Tibú.

De igual manera, en el municipio de Tibú, en el marco del Pilar de educación de los PDET, se han movilizado diferentes iniciativas en las líneas de dotación, alimentación y transporte escolar, junto con apertura de procesos de formación SENA y mejoramiento de infraestructura con proyectos como la construcción de aula de clases y batería sanitaria en la vereda Bocas del Castillo, la construcción del comedor escolar de la vereda Caño Guaduas, el mejoramiento de aulas de clase y baterías sanitarias en la vereda Barrancas.

Por medio de estos proyectos se contribuye al bienestar de la comunidad estudiantil, minimizando los riesgos a los que se ven expuestos los estudiantes durante sus jornadas de clase.

Adicionalmente, se fortalece el sector educativo a través de la inversión pública y es un generador de entornos de paz, ya que promueve vínculos de la comunidad con la educación y espacios de construcción de pedagogía y paz.

 

Image
Esta nueva escuela beneficiará a 25 estudiantes de la vereda El Silencio del municipio de Tibú, Norte de Santander./ Foto: Cortesía.
Image
La opinión
La Opinión