Escuchar este artículo

188 madres gestantes han muerto durante la pandemia: Minsalud

Lunes, 25 de Octubre de 2021
En Norte de Santander unas 3.703 embarazadas han recibido la primera vacuna y 1.532 llevan las dos dosis, según el INS.


La infección por la COVID-19 se ha convertido en la primera causa de mortalidad materna en el país, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Salud (INS).

"Hasta la semana 40 de 2021 llevamos 401 muertes maternas, de las cuales 134 muertes son confirmadas por COVID-19 en 2021. En total, desde que inició la pandemia, 188 madres han perdido la vida", alertó Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social.

De acuerdo con el director, en este momento, alrededor de 497.000 madres gestantes estarían por encima de las 12 semanas de embarazo y podrían recibir el biológico. Sin embargo, la tasa de vacunación en esta población sigue siendo una de las más bajas dentro de los grupos de riesgo.

Le puede interesar: Vacunación contra COVID-19 es baja en embarazadas: Medimás hace llamado a inmunizarse

"Iniciamos el proceso de vacunación con toda la evidencia y, hasta el momento, solo 137.645 madres se han vacunado con primeras dosis y 73.868 han recibido segunda dosis. Esta es una cifra que debemos, con el compromiso de todos, aumentar", afirmó.

Frente a este escenario, Bermont reiteró el llamado a las EPS a revisar qué está ocurriendo en cada territorio. "Deben proteger a las madres afiliadas y mejorar el acompañamiento. Adicionalmente, las EPS tienen la responsabilidad de hacer la unidad de análisis de cada muerte materna por COVID-19", dijo.

Bermont recordó que Colombia está vacunado a todas las gestantes que están en el territorio nacional sin excepción alguna e independiente de su condición migratoria. "Tenemos la disponibilidad suficiente, la disposición de vacunarlas y por eso esperamos que las cifras suban significativamente en los próximos días", dijo. 

Lea además: Los cuidados que deben tener las embarazadas en pandemia

De acuerdo con estudios y datos disponibles, respaldados por la OMS, contraer el virus durante el embarazo se asocia con resultados adversos que pueden afectar tanto a la madre como al bebé. Por un lado, las gestantes tendrían mayor riesgo de parto prematuro y por otro, la enfermedad aumentaría la posibilidad de que los recién nacidos requieran cuidados intensivos neonatales.

En ese sentido, el director  reiteró el llamado a las madres que faltan por vacunarse a acudir a los puntos; pero también instó a las entidades territoriales a priorizar la demanda inducida a este grupo. "Debemos garantizar la disminución de una cifra que nos empieza a preocupar: el aumento de la mortalidad materna producto del COVID-19", enfatizó.

Image
recuadro-gestantes
Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas