Escuchar este artículo

1.900 niños víctimas de la avalancha en Mocoa han sido atendidos: ICBF

Sábado, 31 de Marzo de 2018
La noche del 31 de marzo, las torrenciales lluvias originaron la tragedia que dejó más de 300 muertos.

Trascurrido un año de la avalancha en Mocoa, Putumayo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), informó que ha brindado atención integral en sus unidades de servicio a 1.900 niños y niñas entre los cero y cinco años.

El ente tiene destinados un total de 709 cupos para la atención de Familias y Comunidades en Mocoa, de estos 120 en la modalidad Familias con Bienestar para la Paz, 429 en Territorios Étnicos con Bienestar y 160 en Comunidades Rurales, para promover el mejoramiento de las condiciones de vida de las familias, a través de la promoción de buenas prácticas de convivencia familiar y comunitaria.

Lea además Santos destaca avances de la reconstrucción de Mocoa

La emergencia de Mocoa es la prueba de lo que es el ICCB, una entidad comprometida con la gente, conformada por seres humanos capaces de dejar de lado sus dramas personales y sus duelos para entregarse al servicio de la población cuando más lo necesita”, afirmó Karen Abudinen, directora del Icbf.

Asimismo, en la modalidad '1000 días para cambiar el mundo', que atiende a los niños desde la gestación y hasta los dos años de edad, el ICBF brinda cobertura a 80 beneficiarios entre niños y niñas menores de dos años, mujeres gestantes y madres en periodo de lactancia.

Le puede interesar Asignan primeras 100 viviendas a damnificados por avalancha de Mocoa

También atiende 783 niños y adolescentes afectados por la emergencia mediante sus programas Generaciones con Bienestar, Generaciones Étnicas con Bienestar y Construyendo Juntos Entornos Protectores, donde se generan estrategias de prevención que promueven la protección integral y proyectos de vida de los menores de edad.

El 31 de marzo de 2017, la avalancha dejó 333 muertos y 76 desaparecidos, así como 22.310 damnificados, de las cuales 3.752 fueron niñas y 3.834 niños.

Image
Colprensa
Colprensa