Escuchar este artículo

A 36 años de la tragedia de Armero, documentan 514 menores desaparecidos

Viernes, 12 de Noviembre de 2021
La catástrofe de origen natural acabó con la vida de más de 25.000 personas.

A los 36 años de ocurrida la tragedia Armero, en el departamento del Tolima, que se conmemoran el próximo 13 de noviembre, cerca de 300 familias siguen en la búsqueda de sus hijos que fueron rescatados vivos después de la avalancha de 1985 pero no fueron devueltos.

Hoy, la Fundación Armando Amero, entidad que se ha dedicado a investigar sobre el tema, está solicitando respuestas que indiquen el paradero de los cientos de adoptados que estuvieron a cargo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), según la investigación de la Fundación.

Lea aquí: La JEP es la segunda entidad que genera mayor confianza en Colombia

Desde el año 2012 al día de hoy, la Fundación Armando Armero ha documentado 514 casos de niños perdidos después de la avalancha y que las familias esperan encontrar.

En respuesta a un derecho de petición de la Fundación, el ICBF respondió que no cuenta con información detallada, como listados de dirección y datos de contacto, sobre el proceso de rescate de los sobrevivientes y posterior entrega a la familia.

Además, en cuanto a supuestos procesos de adopción la entidad afirmó que todas las víctimas menores de edad fueron entregados a sus familiares.

“Del registro que se tiene de la atención de los NNA víctimas de la tragedia de armero, no se evidencia ningún proceso de adopción adelantado a favor de las víctimas, por el contrario, todos fueron reintegrados a su medio familiar”, se lee en la respuesta a un derecho de petición.

Pese a la respuesta del ICBF, la Fundación Armando Armero afirmó que siguen esperando “respuestas coherentes que indiquen el paradero de los NNA y den tranquilidad a las familias que esperan un abrazo de sus seres queridos”, afirmaron en un comunicado en las últimas horas.

ConozcaCorte protege el mural ‘¿Quién dio la orden?’ sobre ‘falsos positivos’

Cabe señalar que la Fundación ha denunciado adopciones legales e ilegales de menores que se produjeron durante y después del desastre.

Según afirman, en 1985, después de la avalancha muchos niños fueron rescatados vivos por socorristas de la Defensa Civil, de la Cruz Roja y otros organismos, y fueron entregados al ICBF para que los tuviera bajo su protección mientras sus padres y familiares se recuperaban de las heridas en hospitales.

Sin embargo, dicen los denunciantes, aunque se encontraban en los listados de sobrevivientes, en los campamentos provisionales, en clínicas, hospitales y centros del ICBF no fueron devueltos a sus padres y familiares y estos no han recibido respuesta sobre su paradero.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas