Escuchar este artículo

Así es el operativo para reactivar 787 obras viales y 42 mil empleos

Viernes, 8 de Mayo de 2020
A las carreteras del país volverán los ‘pare y siga’ ya que se pondrán en marcha las cerca de 891 obras que ejecutan entre el Invías, 

Tras casi un mes de parálisis, a las carreteras del país volverán los ‘pare y siga’ ya que se pondrán en marcha las cerca de 891 obras que ejecutan entre el Invías, la Agencia Nacional de Infraestructura y la Aerocivil. Solo en obra pública, de acuerdo con Juan Esteban Gil, director del Invías, se buscará en las próximas semanas reactivar 787 obras. En este momento, ya hay trabajadores en 390

Gil, quien tiene además sobre la mesa la terminación del Túnel de la Línea, indicó que por ahora no tienen claro la nueva fecha de entrega.

¿Cuánto tiempo tuvo las obras paralizadas?

“Desde el 20 de marzo cuando comenzaron en algunas regiones los simulacros de aislamientos, de manera inmediata, esto generó la suspensión de casi todos los contratos del Invías debido a que las cadenas de materiales y de abastecimiento se suspendieron. Nos quedamos sin suministros. Adicionalmente, los mismos trabajadores tenían mucho temor, había incertidumbre y por eso, las obras se paralizaron. Teníamos en obra 787 contratos, pero tuvimos que dejar algunos activos por todo lo que tiene que ver con emergencias viales. Ahora bien, con el decreto 531 del 8 de abril se nos permitió reactivar las obras, con un protocolo de bioseguridad. Esta es una nueva normalidad y por eso vimos la necesidad que este sector, que le aporta el 10 % al PIB, se reactive de manera paulatina”.

Hay algunos alcaldes que están molestos con la reactivación de las obras, ¿cómo es esa negociación?

“A los alcaldes debo decirles que vamos a reactivar las obras. Les enviamos el protocolo de bioseguridad y con ellos empezábamos la socialización. De esa forma logramos la concertación de los protocolos. Tenemos claro que los proyectos no son solo cemento, hay comunidades necesitadas a las que vamos a apoyar con la reactivación”.

¿Cuáles son proyectos más importantes que ya están otra vez con obra?

“Tenemos el Cruce de la Cordillera Central, ahí en total hay 16 contratos y todos los hemos reactivado. También está activa la Ruta del Sol 2. Ahí teníamos 1.550 personas y ya hay 150, poco a poco vamos avanzando. En las vías hacia Chocó por Pereira y Medellín había 630 personas, ya hay 370. También la carretera Anapoima-Mosquera, que es un tercer carril de construcción, antes contábamos con 485 trabajadores y hoy hay 421. La vía desde Don Matías hasta Caucasia también tiene frentes de obra. Se reactivó la variante de Ciénaga, la doble calzada entre Cartagena-Barranquilla.

Antes de la cuarentena había 42.257 personas trabajando en todos nuestros proyectos y hoy ya tenemos 8.311 en todas”.

¿Qué hace falta para reactivar todas las obras?

“Los protocolos. Además, tener toda la cadena logística funcionando, el encadenamiento productivo. Por ejemplo, los proveedores de cemento y hierro, apenas han ido arrancando. Espero que cada ocho días, estemos aumentando un 25% el crecimiento y poner el sector en marcha en aproximadamente un mes”.

En su paquete de obras está la terminación del Túnel de la Línea, ¿cómo hará para lograrlo si el ritmo que traía no será igual?

“Trabajamos con las alcaldías de Calarcá y Cajamarca. Ellos, en principio, nos hicieron oposición porque muchos trabajadores de la Línea vienen de otras ciudades. En la obra teníamos 2.900 personas. Muchos de esos empleados se fueron para sus lugares de origen y para volver a la zona se cumplieron los protocolos, entre esos, el examen del covid, la gran mayoría llegó a hoteles a las afueras de los municipios o al interior de la obra”.

¿El túnel de la Línea ya tiene un nuevo cronograma?

“Todavía no. Lo primero es que tenemos unos insumos que vienen del extranjero y ahora entran en un proceso de internamiento de rutas y eso no lo hemos podido normalizar. Por ejemplo, en el caso solo del túnel, ahí teníamos 40 frentes de obras, 1.016 trabajadores y 45 máquinas. Al día de hoy hemos reigresado 120 personas, hay seis frentes activos y 25 máquinas funcionando. Ahora, dentro del túnel también tenemos actividades especializadas como la instalación de los equipos electromecánicos que, en su gran mayoría, realizaría personal extranjero. Lo que estamos haciendo es que ellos están capacitando, desde Europa, a nuestra gente para avanzar con la instalación. Al túnel le quedaban 69 días de trabajo exactos, lo que va a ocurrir es que esos días van a hacer más porque los rendimientos son menores”.

¿El túnel cambia de nombre?

“Sí, se llamará el túnel de la Esperanza. La complejidad técnica que tiene este proyecto, no lo tiene ningún otro en el país. Por eso siempre todo mundo cree que nunca lo vamos a terminar, pues sí, ya es una realidad. Por eso, se decidió que se llamará túnel de la Esperanza”.

Image
Colprensa
Colprensa