Escuchar este artículo

Condenan a empresa de gas por atentado de las Farc

Viernes, 2 de Junio de 2017
La acción de la guerrilla contra un gasoducto en 2001, en La Guajira, dejó ocho muertos y 15 heridos.

Un tribunal de Colombia condenó al Estado y a la empresa Promigas al pago de una suma millonaria por su responsabilidad en un atentado a un gasoducto en 2001, perpetrado por la guerrilla de las Farc que dejó ocho muertos, informó el viernes un líder gremial.

El Estado y Promigas, uno de los gigantes del gas natural del país, deberán pagar un total de 3.700 millones de pesos (unos 1,2 millones de dólares) para reparar los daños y a las víctimas del ataque, dijo a la AFP Orlando Cabrales, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas).

"Es extraño que (Promigas) termine siendo condenada para reparar unos daños" de "un acto terrorista que está totalmente demostrado", agregó Cabrales sobre el veredicto del jueves de un tribunal de La Guajira.

Según Cabrales, el fallo establece responsabilidad de la compañía y del Ministerio de Minas y Energía por el riesgo que genera para las comunidades un gasoducto, por el peligro que representa el transporte de hidrocarburos y porque Promigas debió tomar medidas de seguridad adicionales.

El Ministerio de Minas solo se pronunciará cuando sea notificado del fallo, dijo a AFP una fuente de ese despacho. 

Guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que actualmente implementan un histórico acuerdo de paz firmado en noviembre, volaron un gasoducto de Promigas en octubre de 2001 en una zona llamada El Patrón, en La Guajira. 

En el ataque del principal y más antiguo grupo rebelde del país, en proceso de desarme, murieron ocho personas y unas 15 resultaron heridas. El responsable del acto, un miliciano de las Farc, fue condenado y capturado por el hecho, aseguró Cabrales.

Las víctimas del atentado iniciaron un proceso judicial para exigir reparación. Un tribunal de Riohacha, capital departamental, falló en 2014 a favor de los demandantes y la reclamación pasó a segunda instancia, que la víspera confirmó la sanción.

Image
AFP
AFP