Escuchar este artículo

Denuncian desbandada de exguerrilleros de las Farc

Miércoles, 23 de Mayo de 2018
Al menos 280 defensores de derechos humanos y líderes han sido asesinados.

A unos días de las elecciones presidenciales y un año y medio después de la firma de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), la falta de garantías de seguridad ha provocado una desbandada de exguerrilleros, que estarían integrados en otros grupos armados, mientras al menos 280 defensores de derechos humanos y líderes han sido asesinados.

Así lo advierte el coordinador del Programa Somos Defensores, que monitorea la seguridad de los activistas pro derechos humanos en Colombia, Carlos Guevara, en un artículo en el que se pregunta: “¿Colombia está condenada a una guerra infinita?”.

Guevara sostiene que más allá de los claros y las sombras del acuerdo con las Farc, “más del 60 % de los guerrilleros que deberían estar en las zonas de concentración luego de la entrega de armas se han ido de esas zonas y se desconoce su paradero”.

Pueden haberse “reintegrado a la guerra vinculándose a otras guerrillas como el Ejercito de Liberación Nacional (Eln), a grupos de narcotraficantes y paramilitares, como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, o conformado agrupaciones disidentes de las Farc, como el Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias ‘Guacho’, que acabó con la vida de tres periodistas ecuatorianos en una zona de frontera con Colombia”, añade.

“Estos grupos están enfrascados en una confrontación a sangre y fuego por conquistar los territorios dejados por las Farc”, según Guevara.

“La desbandada de exguerrilleros se debe al estructural incumplimiento del Gobierno de Juan Manuel Santos en la implementación de los acuerdos en puntos tan delicados como las garantías de seguridad física y jurídica”, matiza el coordinador de Somos Defensores.

Una situación que también afecta a los defensores de los derechos humanos y líderes sociales, considerados clave en la implementación de la paz, agrega Guevara.

Según datos que el coordinador de Somos Defensores recaba de fuentes como Naciones Unidas y la Defensoría del Pueblo, “entre finales de 2016 y marzo de 2018 han sido asesinados más de 280 activistas” en Colombia.

“Con un 80% de impunidad en las investigaciones de estos casos”, el reciente Examen Periódico Universal de las Naciones Unidas a Colombia en temas de DD.HH. consideró que “éste es uno de los puntos negros del Gobierno”, afirma Guevara.

Además, más de 150 mil personas han sido desplazadas desde la firma del acuerdo de paz con las Farc, lo que supone una cada 4 minutos, denunció el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

Añadió que Colombia está siendo testigo de alarmantes niveles de abuso por parte de grupos armados, lo que incluye desapariciones, violencia sexual y reclutamiento forzado de menores de edad.

“Las personas continúan siendo desplazadas de sus hogares, y perdiendo pertenencias, tierras y medios de subsistencia”, concluyó Christian Visnes, director del NRC.

Image
AFP
AFP