La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Detalles del incendio que resultó un doble homicidio

Los cadáveres fueron encontrados por los bomberos que, al mediodía del domingo, llegaron para atender un llamado de emergencia.

Las cámaras de seguridad de la portería y el ascensor del edificio San Pietro, en el barrio Laureles de Medellín, son la pieza clave que examinan las autoridades para encontrar al responsable del asesinato de dos mujeres, ocurrido el pasado domingo.

Aunque buena parte de la investigación se mantiene bajo reserva, se pudo establecer mediante fuentes policiales, que el agresor era cercano a las víctimas, ya había estado en el edificio y que, al parecer, había tratado de ingresar llevando un ramo de flores.

Los cadáveres de Doris Ligia Ochoa Jaramillo y María Carolina Lariccia Ochoa —madre e hija—fueron encontrados por los bomberos que, al mediodía del domingo, llegaron para atender un llamado de emergencia.

María Carolina había sido apuñalada en el pecho, mientras que su madre tenía heridas mortales en el antebrazo y el tórax. Ninguna de las dos sufrió lesiones considerables producto de las llamas y su fallecimiento se produjo poco antes del incendio, de acuerdo con reportes judiciales.

Millonaria recompensa

El coronel Pablo Ferney Ruiz, subcomandante de la Policía Metropolitana, reportó que los investigadores están analizando otros materiales probatorios encontrados en la escena del crimen.

“Estamos ofreciendo hasta $20 millones por información que nos permita lograr la identificación, judicialización y captura del responsable del crimen”, dijo.

Aunque inicialmente los vecinos especularon que se trató de un robo, la hipótesis fue rápidamente descartada porque, entre otras cosas, el acceso a los apartamentos es estricto y porque dentro de la casa se encontraron objetos de valor.

Los residentes del edificio contaron que el ascensor funciona con tarjetas electrónicas y que cada una está asignada a un único apartamento. “Para ir donde los vecinos hay que bajar por las escaleras, pero están muy vigiladas”, dijeron.

Una fuente policial reveló que el agresor, al parecer, es la expareja de María Carolina, y ambos sostenían una disputa por varios bienes. El pasado domingo, señalaron algunos testigos, el hombre fue visto cerca del edificio horas antes del incendio.

En la base de datos de la Fiscalía figura que María Carolina interpuso una denuncia por amenazas en su contra en febrero de este año.

Siguiendo pistas

Los vecinos del edificio contaron que conocían a las mujeres desde que llegaron, hace tres años y que eran de origen colombo-venezolano. Vivían en el apartamento del séptimo piso —solo hay una vivienda por piso— y llevaban una vida tranquila. “La mamá llegó desde que esto fue construido, pero la hija vino hace apenas un año”, comentó uno de los vecinos que pidió no ser identificado.

Según la fuente policial, Doris Ligia tiene otro hijo que vive en Venezuela. Algunos documentos encontrados en la residencia sugieren que la familia tenía negocios en el vecino país y en Panamá, relacionados con turismo e importaciones.

Diego Moreno Bedoya, director (e) del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres, Dagrd, informó que fue necesario usar tres máquinas de bomberos, y una escalera para controlar la emergencia. El incendio, al parecer, se inició en el vestier y alcanzó a llegar a tres habitaciones.

Con ellas ya son 217 las personas asesinadas en lo que va del año en Medellín, de ellas 11 eran mujeres. Respecto a 2017, el indicador de homicidios muestra un alza del 25 %, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad.

Image
Colprensa
Colprensa
Martes, 23 de Abril de 2019
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día