Escuchar este artículo

En Norte de Santander y otras tres regiones se concentró el 70% de cultivos de coca en 2020: ONU

Jueves, 29 de Julio de 2021
El 87% de la coca está en zonas que llevan más de 10 años afectadas por esos cultivos, según el informe de la Oficina contra la Droga y el Delito.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia (UNODC) presentó este jueves la expansión analítica del informe de Monitoreo de Territorios Afectados por Cultivos Ilícitos del año 2020. 

En el informe, se reporta una reducción del 7% en el área sembrada con coca en el país, pasando de 154.000 hectáreas en 2019 a 143.000 en 2020. 

No obstante, la capacidad de obtención de cocaína por hectárea se ha incrementado en los últimos años a pesar de la reducción del área sembrada. En el informe se destaca que el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura aumentó en un 8% a 1.228 toneladas desde el 2016. 

"El aumento en la capacidad de obtención de cocaína dejó de depender exclusivamente del crecimiento del área cultivada. Desde entonces se ha observado un mejoramiento en las prácticas agroculturales empleadas por el cultivador en los lotes, así como la capacidad de extracción del alcaloide en finca. Además, se ha identificado que los laboratorios de producción de clorhidrato de cocaína (complejos de producción) son de mayor tamaño y cuentan con mayor eficiencia en la conversión, uso de sustancias químicas, tiempos de los procesos y empleo del personal", se lee en el informe. 

Es así como, a partir del 2016, el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) ha registrado tendencia a la mayor productividad de los lotes y a la mayor capacidad de obtención de cocaína, de manera simultánea; se estima que la obtención de clorhidrato de cocaína por hectárea productiva al año pasó de 6,5 kg/ha en el 2016 a 7,9 kg/ha en el 2020, es decir, hubo un crecimiento del 23% para todo el país. 

De modo particular, en el 2020 se detectó el incremento en la productividad de hoja de coca en las regiones del Catatumbo y Central, con un promedio de 5,9 tm/ha/ año10 y 7,7 tm/ha/año11, respectivamente. 

En la presentación, el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, aseguró que este informe presenta información actualizada y detallada sobre el problema de los cultivos en el país. 

“El resultado más relevante que tenemos en este informe es la confirmación de la interrupción de la tendencia aumento de los cultivos de coca, por tercer año consecutivo este Gobierno ha registrado una reducción sostenida en el área cultivada, que se concreta en una disminución acumulada de 28 mil hectáreas, es decir 17% menos que lo reportado en 2017”. 

Pierre Lapaque, representante de UNODC en Colombia, dijo que otro de los hallazgos importantes con este estudio es que la tendencia a la concentración de la coca, está separando en dos el paisaje en Colombia. 

“Por un lado, las zonas productivas en donde el problema se hace más complejo y por otro las zonas de periferias en donde los cultivadores encuentra cada vez menos incentivos para permanecer en el negocio ilícito”. 

Así mismo Lapaque explicó que cuatro departamentos concentran más del 70% de la producción total de hoja de coca en el país. Estos son Nariño, Norte de Santander, Putumayo y Cauca, en donde el tamaño promedio de los lotes de coca está por encima de 1,30 hectáreas. 

El 87% de la coca está en zonas que llevan más de 10 años afectadas por esos cultivos, esas zonas ocupan solo el 27% de todo el territorio afectado. 

También indicó que por cada hectárea de coca se pueden obtener 7.9 kilogramos de coca, 1.4 veces lo que se obtenía en 2003, que fue el año con el punto más bajo de producción histórica en Colombia. 

El informe también establece que la mitad de la coca del país está en zona de manejo especial, el 15 % está en manejo de las comunidades negras, el 8% en los resguardos indígenas y el 5 % en los parques nacionales naturales. 

“Colombia está en un momento clave para mirar hacia el futuro y para ajustar sus estrategias. La forma cómo se distribuye la coca en el territorio importa y esa información es muy útil para incrementar la sostenibilidad de las acciones”, indicó Lapaque. 

El informe también indica que de los 20 departamentos afectados por cultivos de coca, solo cuatro -Antioquia, Córdoba y Bolívar y Chocó- tuvieron un incremento significativo en 2020. 

"La producción estimada de hoja de coca fue de 997.300 toneladas métricas (tm) y en relación con la productividad del cultivo, a nivel nacional, el rendimiento anual de hoja de coca por hectárea se determinó en 6,4 tm/ha/año", se lee en el informe. 

La presencia de grupos armados también ha incrementado el ilícito. En los territorios afectados por coca Entre marzo y junio del 2020, las restricciones de circulación de la población en el país tuvieron un impacto en las zonas de cultivo. 

El aumento de la producción según explica el informe se da por el mejoramiento de prácticas agroculturales en el cultivo, lo cual se evidencia en la disminución de la densidad de los lotes, a menos de 10.000 plantas por hectárea. 

Adicionalmente, la mayoría de los lotes se encuentran entre los dos y los cuatro años, que son las edades más productivas. 

De acuerdo con lo reportado por los cultivadores, los lotes fueron soqueados, práctica que consiste en cortar la planta para incentivar la producción foliar, o sustituidos por otras variedades, y la renovación de los cultivos de coca con cultivariedades más productivas. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa