Escuchar este artículo

Enviado a la cárcel policía que pretendía pasar a narco por guerrillero

Martes, 31 de Enero de 2017
Gracias al actuar del uniformado Segundo Alberto Villota Segura detuvo su extradición.

Un patrullero de la Policía que habría suscrito informes de policía judicial fraudulentos, con el propósito de darle calidad de guerrillero a una persona que estaba en proceso de extradición hacia los Estados Unidos, fue judicializado en Popayán, Cauca.

Por eso, un juez envió a la cárcel con medida de aseguramiento al patrullero Manuel Antonio Riascos Moreno, por los delitos de fraude procesal, falsedad ideológica en documento público y falsedad material en documento público agravado.

En el año 2016 se adelantó el proceso de extradición a los Estados Unidos de Segundo Alberto Villota Segura, por delitos relacionados con tráfico de sustancias estupefacientes a ese país.

De manera simultánea, en el Tambo, Cauca, se abrió un proceso por el delito de rebelión y los actos investigativos habrían sido resueltos por el hoy procesado, adscrito a la Sijín del Cauca.

A Villota Segura le formularon cargos por rebelión, los cuales fueron aceptados de manera conveniente para él, logrando una sentencia condenatoria como supuesto militante de las Farc.

Para la Fiscalía, con ese argumento y amparado bajo las estipulaciones del proceso de paz, Villota Segura logró detener su extradición a los Estados Unidos.

Según la Fiscalía, el patrullero Riascos Moreno, habría realizado informes de policía judicial fraudulentos y allegado documentos con información falsa que llevaron a la formulación de imputación por el delito de rebelión contra Villota Segura.

Miembros del CTI del Cauca capturaron al patrullero en Santander de Quilichao, luego de que un juez de control de garantías librara la respectiva orden, previa solicitud del fiscal del caso.

El hoy procesado debe cumplir la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Image
Colprensa
Colprensa