Escuchar este artículo

Falsos policías, modalidad aprovechada por la delincuencia

Sábado, 23 de Septiembre de 2017
Las autoridades recomiendan que domicilios, en el caso de los conjuntos cerrados, no lleguen hasta la puerta de la vivienda.

La escena se vuelve a repetir en menos de tres semanas: hombres armados, con prendas de uso privativo de las autoridades, irrumpen en una unidad residencial, ingresan a una vivienda, roban dinero en efectivo, objetos de valor y emprenden la huida. 

Uno de los casos ocurrió el 4 de septiembre y el otro la noche del pasado miércoles en Cali, sin contar otras ciudades del país donde los delincuentes se aprovechan de los uniformes policiales y militares para engañar a sus víctimas.    

El hecho más reciente sucedió al sur de la capital del Valle del Cauca. Allí, entre seis y ocho hombres armados, en dos carros, algunos de ellos vistiendo falsas chaquetas de la Sijín de la Policía, ingresaron a una vivienda en un descuido del vigilante (al cual redujeron) y se robaron una caja fuerte con $25 millones en efectivo, joyas y varios relojes.

El general Hugo Casas, comandante de la Policía en esa ciudad, explicó que a las 11:50 de la noche los ladrones ingresaron en una camioneta Honda CRV y un Chevrolet Spark simulando pertenecer a la autoridad. 

“En el momento en el que un residente estaba llegando al lugar, proceden a violentar al vigilante para quitarle el arma de fuego y posteriormente llegan hasta la casa que ya tienen como objetivo para hurtar, de donde sustraen la caja fuerte”, dijo Casas. 

El propietario, un comerciante, le dijo a las autoridades que entre el dinero, las joyas y relojes, el monto total del robo era de $100 millones.

“Hay una muy buena información por parte de la ciudadanía y en medio de la reacción logramos ubicar la camioneta en el sector de Los Chorros, donde se encuentran dos chaquetas similares a las que usa la Policía en clima frío. Estamos trabajando con el CTI de la Fiscalía en la investigación de este caso”, expresó el general Casas.

El alto mando descartó que los delincuentes hayan amordazado a las personas que estaban en la vivienda y dijo que “llegaron preguntando por el propietario y procedieron a hurtar la caja fuerte. En la huida se llevaron el DVR (disco duro de televisión) de la portería”.

Una vecina dijo que los habitantes de la casa salieron (ilesos) gritando auxilio y corriendo. “Ahí fue que todos los vecinos nos despertamos. Y hubo gente que salió a ayudarlos”.

El caso se asemeja al ocurrido el pasado 4 de septiembre, cuando un grupo de asaltantes llegó a un apartamento de un edificio del barrio El Ingenio y se llevó $15 millones. En esa ocasión, uno de los delincuentes también tenía una chaqueta de la Sijín.

Más casos

Las autoridades investigan si el accionar corresponde a una banda delincuencial que opera en la capital del Valle, pues además de estos dos casos, en mayo pasado ladrones vestidos de policías intentaron robar en un edificio del oeste de la ciudad.

En un reciente informe se reveló que entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2017 se registraron 575 hurtos a residencias en Cali, cifra similar a la registrada el año anterior, donde hubo 578.

En el documento oficial se destaca que en agosto de este año se registró una reducción de 12,2 % en el hurto a residencias (72 casos), frente al mismo mes de 2016 (82).

Recomendaciones

1. Que los domicilios, en el caso de los conjuntos cerrados, no lleguen hasta la puerta de la vivienda. 

2. Asegure siempre puertas y ventanas. Es recomendable instalar una chapa de cadena para hablar con la persona sin tener que abrir toda la puerta.

3. Los vigilantes de las unidades deben estar capacitados para detectar el accionar de bandas.

En Norte de Santander

Cabe recordar que en mayo pasado las autoridades en Norte de Santander detuvieron a un hombre que, uniformado como policía, supuestamente adelantaba labores de inteligencia para la Sijín en Pamplona, recolectando información a los mismos agentes del municipio con fines desconocidos.

El hombre, de 22 años, había tomado en alquiler una sencilla habitación, en un hospedaje ubicado a una cuadra del Distrito de Policía.

Puesto en evidencia, las autoridades llegaron a la residencia y le hallaron en su poder un uniforme del grado de patrullero, de vigencia fiscal del año 2014, con todos los elementos e insignias necesarios para el servicio policial, propios de la institución.

“El joven había manifestado a residentes que se encontraba adelantando una investigación especial en un caso de inteligencia policial, por lo cual la comunidad pamplonesa comunicó de forma oportuna que este policía no era conocido en el sector”, señaló el reporte.

El hombre fue capturado por el delito de uso privativo de prendas militares y de policía y dejado a disposición de la Fiscalía.

Image
La opinión
La Opinión