Escuchar este artículo

General Patiño se declaró inocente en caso de grafitero

Viernes, 12 de Noviembre de 2021
Diego Becerra fue asesinado en agosto de 2011, en Bogotá, y su caso se reactivó.

Este viernes, el excomandante de la Policía de Bogotá, Francisco Patiño, se declaró inocente de los delitos de favorecimiento en homicidio, fraude procesal por presuntamente haber participado en el ocultamiento y destrucción de pruebas en el caso del homicidio del grafitero Diego Felipe Becerra en 2011.

Lea aquí: La JEP es la segunda entidad que genera mayor confianza en Colombia

Lo anterior porque, según la imputación de la Fiscalía, el general Patiño tuvo "oportuno conocimiento sobre las circunstancias en que el patrullero Nelson de Jesús Alarcón (condenado) atendiendo un caso de hurto a los pasajeros de un vehículo de servicio público de forma injusta y arbitraria disparó su arma de fuego contra la humanidad de Diego Felipe Becerra, quien se encontraba minutos antes pintando grafitis”.

El fiscal agregó que además de conocer lo que estaba sucediendo, Patiño “aprovechó su grado de general, cargo y posición dentro de la estructura jerárquica de la institución para que se ocultará la verdad”.

Además, el fiscal dijo que el excomandante de la Policía de Bogotá, también “determinó a sus policías subalternos a la realización de acciones tendientes a declarar acciones contrarias a la verdad, todo lo anterior usado dentro de los procesos penales y disciplinarios, encaminados a inducir en error a la administración de justicia”, además que se rindieron durante el proceso y ocultamiento de otros.

Diego Felipe Becerra fue asesinado el 19 de agosto de 2011 en el norte de Bogotá y su caso se reactivó casi una década después, luego de que el patrullero Wilmer Antonio Alarcón Vargas, quien fue condenado por el homicidio y quien estuvo prófugo de la justicia, fuera recapturado y puesto nuevamente en prisión.

Esta imputación se suma a las recientes condenas contra el coronel Nelson de Jesús Arévalo, excomandante de la estación de Policía de la localidad de Suba, quien fue sentenciado a 22 años por su participación en los hechos, en donde el joven recibió un disparo por parte del patrullero Wilmer Antonio Alarcón, el 19 de agosto de 2011, exactamente en la Calle 116 con Avenida Boyacá, en el norte de Bogotá.

Conozca: Van 50 millones de dosis aplicadas: ¿quiénes faltan?

Igualmente fueron sentenciados el teniente Rosemberg Madrid, quién tendrá que pagar una pena de 11 años y seis meses de prisión. En ese mismo listado se incluye al intendente Juan Carlos Leal, condenado a 20 años y cinco meses de prisión y a los patrulleros Wilmer Antonio Alarcón y Fleiber Zarabanda Payan, el primero a 22 años y el segundo a 20 años y cinco meses.

Es importante recordar que Wilmer Antonio Alarcón ya había sido condenado a 37 años por el homicidio y estuvo prófugo de la justicia, y fue recapturado y puesto nuevamente en prisión.

También fue condenado a 22 años de cárcel el abogado Héctor Hernando Ruiz, quien fungía como asesor jurídico de la Policía de Bogotá.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Diego Felipe Becerra
Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas