Escuchar este artículo

Gobierno aclara que no hay acercamientos con el Eln en Cuba

Martes, 9 de Julio de 2019
El canciller insistió a La Habana que entregue a los integrantes de la guerrilla para que respondan por sus delitos.

Ante los crecientes rumores de que el Gobierno Nacional mantiene contactos discretos con el equipo negociador de paz del Ejército de Liberación Nacional (Eln) desde La Habana, Cuba, el canciller Carlos Holmes Trujillo negó esta teoría.

Insistió al país caribeño en que a pocos días de cumplirse seis meses del atentado terrorista de esta organización guerrillera en contra de la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander entregue a los miembros del Comando Central (Coce) para que puedan ser procesados  por las autoridades nacionales. 

“La situación con el Eln es perfecta, clara, desde un principio. Hay que recordar que cuando el presidente Duque se posesionó dijo que iba a analizar las conversaciones que se habían adelantado con el Gobierno anterior y encontró que hicieron más de 400 atentados terroristas. Señaló que estaba dispuesto a conversar con ellos si liberan a los secuestrados y cesaba unilateralmente la violencia, lo cual requiere concentración ¿Qué hizo el Eln? Un atentado terrorista atroz, mataron a más de 20 personas e hirieron a más de 70 personas".

Lea además Eln apela a ONU, Cruz Roja y Vaticano para reanudar diálogo de paz

¿Y con el Gobierno cubano ha habido algún avance para que permitan la captura de los miembros de Coce por este atentado?

Lo que se ha hecho es solicitar al Gobierno cubano que ponga en manos de las autoridades a los criminales confesos, a los autores de ese atentado que tienen todavía en su territorio.

Todos los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) tienen la obligación de cumplir con los deberes que les imponen la resolución que aprobó las Naciones Unidas para combatir conjuntamente el terrorismo. Le estamos pidiendo al Gobierno cubano que cumpla con esa resolución.

¿Pero recientemente se ha vuelto a hablar del tema?

Tenemos diálogo permanente con el gobierno cubano pero la posición es siempre la misma. 

Siguiendo con el tema de paz, pero esta vez enfocado a la implementación de lo acordado con la extinta guerrilla de las Farc, ¿cómo está la confianza en este proceso a nivel internacional, teniendo en cuenta las críticas que se le ha generado al Gobierno alrededor de esta?

La comunidad internacional conoce bien que la política de paz con legalidad, que fue la que escogió el pueblo colombiano. Hay confianza y le hacen seguimiento. No hay país más abierto al escrutinio internacional que Colombia. 

La implementación de la paz va bien. La política de paz con legalidad, que es la aplicación del acuerdo con reformas mediante consensos fue el mandato que recibió el presidente Duque por parte de los colombianos que votaron mayoritariamente por él. Los resultados en esta materia durante estos 11 meses son muy superiores a los del gobierno anterior en 20 meses después de la suscripción del acuerdo.

A propósito de las Farc, hace varios días desconoce el paradero de Jesús Santrich y se especula que habría podio salir del país, por Venezuela, ¿sus homólogos fronterizos le han dicho algo sobre su paradero?

No. No tengo conocimiento del paradero de Santrich.

En cuanto a Venezuela, que fue una de las banderas de las relaciones internacionales en estos meses, ¿Cree que está estancado el proceso porque desde el inicio del Gobierno se dijo que a Nicolás Maduro le faltaba poco para salir del poder y ahí continúa?

Se está viviendo un proceso que va a conducir más temprano que tarde a que se creen las condiciones para que el pueblo venezolano pueda vivir otra vez en democracia y libertad. Las dictaduras nunca se caen de un día para otro, pero se están dando las condiciones para que llegue el final de la tiranía.

Han pasado muchas cosas. A principio de año nadie imaginaba que iba a haber un presidente interino, nadie imaginó que iba a haber tanto reconocimiento de la comunidad Internacional. Hoy hay un presidente interino que tiene el respaldo de más de 60 países, tenemos que Venezuela es representada en la OEA por la persona designada por Juan Guaidó así como en el Banco Interamericano.

¿Cree que el informe de la alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en el que se confirman las ejecuciones extrajudiciales en Venezuela contribuirá a este proceso?

No hay duda. El informe ratifica la denuncia que han hecho muchos países, empezando por Colombia y la del mismo presidente Iván Duque , que ha venido hablando de la tiranía en Venezuela. 

El informe de Bachelet es demoledor desde el punto de vista de la violación de los derechos humanos, ejecuciones extrajudiciales y  torturas de las más variadas formas. De manera que eso da cuenta de que hay una verdad que no puede ocultarse. Obliga a que se incremente la presión internacional para que haya el cambio en Venezuela que conduzca a la libertad y la democracia de ese país.

¿Y qué pasa con la migración venezolana al país? Colombia viene insistiendo a la comunidad internacional que  no hay recursos suficientes, pero parece que ahí no hay avances.

En lo que tiene que ver con la migración el presidente Duque ha sido reiterativo en el sentido de que agradecemos toda la cooperación que se ha brindado, pero que necesitamos más cooperación porque el flujo migratorio sigue creciendo y eso requiere una asignación mayor de recursos. Estamos haciendo un gran esfuerzo, pero son insuficientes, razón por la cual se requiere definitivamente más cooperación internacional.

La cooperación internacional sí ha respondido pero no con los montos suficientes ni con la celeridad necesaria, y en virtud de que el flujo sigue creciendo, se sigue haciendo un llamado a que haya más cooperación, más eficiente el manejo de esos recursos.

Lucha antidrogas

Otro asunto de gran envergadura internacional es la lucha antidrogas, en especial luego de que el más reciente informa de la ONU se asegurara que el incremento del consumo de droga en el mundo estuvo relacionado con el aumento de cultivos ilícitos en el país

El Gobierno del presidente Duque recibió una herencia maldita. Una herencia de 208.000 hectáreas de cultivos ilícitos, pero en estos meses se bajó y el país va a seguir trabajando en esa dirección. Hay que acudir a todas las herramientas posibles para aumentar la erradicación y la producción de cocaína.

En el plano internacional hemos vuelto a insistir en el principio de responsabilidad compartida, que se había debilitado. Una de nuestras prioridades en el ámbito internacional es lograr que ese principio vuelva a tener la fortaleza que tuvo en sus orígenes y que la visión equilibrada en la lucha contra las drogas sea la que predique  la comunidad internacional para ser más efectivos en la lucha contra las drogas.

¿Y en este sentido, cómo es la respuesta de Estados Unidos a este planteamiento?

La respuesta de los Estados Unidos coincide con una visión común. Estados Unidos y Colombia comparten la misma visión de la lucha contra las drogas,  por eso trabajamos en armonía y  en plena cooperación, pero no es sólo con los  Estados Unidos, sino con otros países. 

Países donde hay producción, se tiene que combatir la producción, países donde hay transformación, tiene que combatir la transformación, países donde hay tránsito, se tiene que combatir, países donde hay desvío de precursores químicos, se tiene que combatir. Países donde hay lavado de activos, tienen que combatirlo, países donde hay consumos tienen que combatirlo. Eso es lo que  se llama visión equilibrada frente al problema mundial de la drogas.

¿Qué vendrá en materia de relaciones internacionales para el segundo semestre del año?

Consolidar los avances que ya se han logrado. Vamos a hacer una nueva agenda en el sudeste asiático en una visita que se realizará pronto  en esa zona del mundo. Vamos también a consolidar nuestra presencia en el África.

Image
Colprensa
Colprensa