Escuchar este artículo

Gobierno y Eln discuten cese al fuego y de hostilidades

Viernes, 30 de Junio de 2017
La decisión es un “gesto” de paz de la guerrilla de cara a la visita del papa Francisco.

En Quito, Ecuador, terminó este viernes el segundo ciclo de diálogos entre el Gobierno y Eln. El jefe negociador del grupo subversivo, Pablo Beltrán, anunció que esa guerrilla dispondrá prontamente del cese al fuego y hostilidades, esto como un gesto por la visita del papa Francisco. 

Le puede interesar Defensor del Pueblo insta al Gobierno y al Eln al cese del fuego

En comunicado del Gobierno se anunció que ese punto ya se discute. La mesa se volverá a reunir al final de julio. Se acordó prestar especial atención a estudiar si las condiciones están dadas para avanzar hacia un cese el fuego bilateral, acompañado de un cese de hostilidades.

“Todo esto dentro del propósito de crear confianza entre las partes e ir generando condiciones que permitan bajarle intensidad e ir humanizando el conflicto armado en provecho de civiles no combatientes”, se advirtió en el comtexto.

Esta fase, que culminó con una reunión de las delegaciones con la ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador, María Fernanda Espinosa, sirvió también para crear un equipo conjunto de pedagogía y comunicación para la paz y un grupo de países de apoyo, acompañamiento y cooperación a la mesa de conversaciones.

Lea además Iglesia pide al gobierno y Eln concertar cese al fuego bilateral

Mientras comienza un nuevo ciclo el próximo 24 de julio, el Gobierno informó que una mesa especializada trabajará la agenda sobre Acciones y Dinámicas Humanitarias, que beneficien a la población civil alejándola del conflicto.

Añadió que la ocupación de bandas criminales y grupos paramilitares de las zonas que antes ocupaban las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) son motivo de preocupación y pidió al gobierno “neutralizar la matanza contra los líderes sociales de esas zonas”.

La fase pública de los diálogos, después de casi cuatro años de negociaciones secretas, se instaló en Quito el 6 de febrero y terminó el 6 de abril, cuando las partes acordaron proteger a la población, disminuir la intensidad del conflicto y desarrollar un trabajo de desminado conjunto. La segunda fase de los diálogos termina el viernes. 

En un comunicado la Cancillería ecuatoriana precisó que “durante este ciclo acordamos con el Eln la creación de un equipo conjunto de pedagogía y comunicación para la paz así como la conformación de un grupo de países de apoyo, acompañamiento y cooperación a la mesa de conversaciones”. 

Expresó que durante el receso de las negociaciones la mesa especializada trabajará sobre temas humanitarios “que beneficien a la población civil alejándola del conflicto”. 

Precisó que “dicha comisión prestará especial atención a estudiar si las condiciones están dadas para avanzar hacia un cese al fuego bilateral acompañado de un cese de hostilidades, todo esto dentro del propósito de crear confianza entre las partes e ir generando condiciones que permitan bajarle intensidad e ir humanizando el conflicto”. 

Ecuador es garante del proceso de paz junto con Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela. 

El Eln nació en 1965 como un proyecto político antiimperialista inspirado en la revolución cubana y tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes, según cifras oficiales. 

Como sucedió con las Farc, que negociaron con el gobierno colombiano entre noviembre de 2012 y septiembre de 2016 en La Habana, el diálogo se inició sin cese del fuego y por ello continúan las acciones armadas.

 

Image
AP