Escuchar este artículo

'Guacho' gravemente herido en operativos en Nariño

Sábado, 15 de Septiembre de 2018
El jefe disidente de las Farc es señalado de varios asesinatos. Durante los combates murió un uniformado.

El Presidente de la República, Iván Duque, confirmó que Walter Patricio Arizala Vernaza más conocido como ‘Guacho’ y quien es comandante del Frente ‘Oliver Sinisterra’ que delinque en el departamento de Nariño, resultó gravemente herido luego de registrarse combates entre disidentes de la Farc y las Fuerzas Armadas. 

“Tenemos información que en el trabajo de nuestras Fuerzas Especiales de la Policía y del Ejército alias ‘Guacho’ fue herido esta mañana. Las Fuerzas Militares y la Policía están acordonando el área donde fue herido para poderlo encontrarlo. En esas operaciones han participado los héroes de nuestro país. Yo espero que en las próximas horas tengamos una noticia definitiva sobre este trabajo impecable, sobre estos operativos adelantados por la Fuerza Pública y poder decir a ‘Guacho’ se le acabó está guachafita”, dijo el primer mandatario. 

Duque aseguró que tales operativos que se vienen registrando desde la madrugada de este sábado, están siendo supervisados directamente por su Gobierno, pues una vez inició su mandato dio órdenes de desarticular el frente de los disidentes que delinquen en el departamento de Nariño. 

“Desde el 7 de agosto hemos sido muy claros en los mensajes, vamos a enfrentar la criminalidad y el narcotráfico con toda la determinación desde la primera semana de Gobierno estuvimos en el pacífico en Tumaco, nos reunimos con las Fuerzas Especiales, me reuní con el alto mando de Policía y del Ejército y di instrucciones muy claras de como teníamos que proceder para desarticular a ese bloque que se ha denominado ‘Oliver Sinisterra’ y a su cabecilla alias ‘Guacho’, he estado haciendo seguimiento a esas operaciones”. 

Los enfrentamientos entre disidentes de las Farc y miembros de la Fuerza Pública dejaron un cabo primero del Ejército muerto. Se trata de Luis Alfredo Oquendo, quien falleció en la frontera entre Colombia y Ecuador.

No se acogió al proceso

Durante su paso por la guerrilla Guacho se desempeñó como organizador de masas, jefe financiero y explosivista de la Columna Daniel Aldana, que hizo presencia en Nariño, experiencia que en la actualidad literalmente ha explotado para enfrentarse con las autoridades en Colombia y Ecuador. 

Guacho estuvo en las Farc hasta unas semanas antes de la firma del proceso de paz con el Gobierno colombiano.

Su nombre estuvo incluido en los listados de desmovilizados, sin embargo, salió de la zona de concentración en Tumaco con un grupo de, al menos, 55 guerrilleros con quienes conformó un reducto que tiene como principal objetivo dominar los cultivos ilícitos, la producción de cocaína y las rutas de contrabando del estupefaciente, gracias a su conocimiento como cabecilla financiero. Para ello el exguerrillero consolidó a su grupo en un corredor de movilidad que incluye los sectores de Mira, Mataje, en el corregimiento de Llorente; las veredas El Azúcar, Vallenato, Los Cocos, 

El Playón, La Corozala, La Aduana, Yarumal, La Isla, Piedra Fina, Las Marías, San Lorenzo (Ecuador), El Pan, Piedra Sellada, Mayasquer, Tobar Donoso, Mate Plátano.

Como organizador de masas, Guacho usó su experiencia para movilizar a comunidades de cultivadores de coca en Tumaco (Nariño), municipio que concentra el 10 % de la producción de coca del país, unas 23.000 hectáreas en un país en el que se calcula que hay unas 180.000 hectáreas cultivadas con la planta. 

La idea del cabecilla narcotraficante era sabotear el plan de sustitución y erradicación de cultivos ilícitos al que se comprometió el exministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y que era liderado por la Dirección Antinarcóticos, con el entonces comandante, general José Ángel Mendoza, el cual concentró buena parte de sus esfuerzos en el municipio nariñense. 

En medio de los diálogos que adelantaba la fuerza pública, los hombres de Guacho, sin ninguna consideración, lanzaron varios cilindros bomba que detonaron en medio de la población civil, con un saldo de 4 muertos y 14 heridos. Desde entonces, este hombre se convirtió en un objetivo de alto valor para las autoridades colombianas, las cuales establecieron una recompensa de 300 millones de pesos por información que conduzca a su ubicación, captura o neutralización.

Image
Colprensa
Colprensa

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda