Escuchar este artículo

Invasión a predios, el problema de orden público que enfrenta gobierno Petro

Jueves, 1 de Septiembre de 2022
Se agudizó un problema de orden público, donde comunidades indígenas, campesinas y personas vulnerables vienen invadiendo predios privados en diferentes territorios de Colombia

 

En los últimos días se agudizó un problema de orden público que se está reportando desde hace algunos meses. Las diferentes comunidades indígenas, campesinas y personas vulnerables vienen invadiendo predios privados en diferentes territorios de Colombia.


Lea aquí:  La historia del anciano que burló a la guerrilla para desenterrar a su hijo

El problema se dio a conocer en el Cauca, pero ya ha pasado por departamentos como Valle del Cauca, Huila y Cesar. Las personas que han invadido los predios manifiestan a medios de comunicación que lo harán hasta que tengan viviendas dignas.

Frente a la situación, que ha venido complicándose, el Gobierno Nacional manifestó su rechazo a la invasión de la propiedad privada. La vicepresidenta Francia Márquez, aunque aseguró que este Gobierno trabajará por los que menos tienen, aseguró que esa no es la forma.

“No aceptamos, rechazamos y solicitamos a quienes hoy están de manera violenta o de manera inadecuada invadiendo predios privados a lo largo y ancho del país, para que se abstengan de seguir haciendo esa práctica”, señaló Márquez.

La vicepresidenta explicó, en declaraciones a los medios de comunicación, que “la Constitución demanda la garantía de los derechos sociales, culturales y económicos de todos los colombianos, pero también el respeto a la propiedad privada”.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, aunque aseguró que el Gobierno prefería solucionar por la vía del diálogo, les hizo un ultimátum a quienes han invadido los predios, dándoles un plazo de 48 horas, como lo estipula la ley, para desalojar los territorios o si no intervendrá la Policía Nacional.


Conozca: Reforma al Esmad tendría cambios en los protocolos, armas y uniformes

“Grupos de campesinos, de indígenas que están en ese propósito de ocupar tierras, que son prácticas inaceptables para este Gobierno de manera que las fuerzas de Policía deben actuar para impedir la ocupación de los terrenos y dentro de las 48 horas siguientes, como lo consagra la ley, tomar las acciones necesarias para desalojarlos”, explicó Velásquez.

Las declaraciones generaron molestia en las mismas comunidades que fueron representativas y de gran relevancia para el triunfo del Gobierno del presidente de Colombia, Gustavo Petro, en las elecciones presidenciales, tan así la molestia, que las comunidades continuarán en los predios.

Uno de los casos más recientes se conoció en Neiva, en donde más de 300 familias se apoderaron de un terreno ubicado en el sur de la ciudad y manifestaron que no saldrán del lugar hasta tener una vivienda en la cual habitar.

“Aquí estamos y aquí nos mantenemos, estamos de acuerdo con el censo que se piensa hacer, pero le pedimos al Gobierno que nos garantice ya una solución frente a lo que pedimos, que es tener una vivienda digna”, explicó a Caracol Radio Edwin Ramírez, vocero de esa comunidad.

Por su parte, el líder indígena Edwin Mauricio Capaz, consejero Mayor del Consejo Regional de Indígenas del Cauca (CRIC), aseguró que la situación que ha venido ocurriendo no son invasiones, sino recuperaciones de predios.


Le puede interesar: Un tercio de Pakistán está bajo el agua con más de 1.130 muertos

"Hay que hacer una precisión, no son invasiones de predios, son procesos de recuperación de tierras. Hay argumentos en torno a incumplimientos de gobiernos anteriores, hay procesos que son antiguos, que no corresponden a este Gobierno y no se ha suscitado por los anuncios recientes”, afirmó Capaz en Blu Radio.

Y además, el líder reiteró: “Frente a esto creo que (el Gobierno) no puede equivocarse como los anteriores. Los escenarios que se han abierto, que se están dando en términos de búsqueda de soluciones estructurales e inmediatas deben seguir funcionando”.

Por su parte, Jhoe Sauca, indígena del Pueblo Kokonuko, afirmó en su cuenta de Twitter: “Un proceso de lucha legítima y completamente legal de 51 años reivindicando derechos territoriales ancestrales, no se puede reducir a 48 horas, en el hoy no todo será nuestro, pero todo no será de unos pocos, es necesaria la reforma agraria para lograr la equidad y el equilibrio”.

Mayor polémica desató el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie Rivera, quien por medio de un video convocó a los ganaderos a reaccionar cuando se vean invasiones.


Lea además: La Unión Europea prepara una estrategia para frenar precios de la energía

“Para mis paisanos en el Sur del Cesar, aparte de que los quiero, cuídense que vienen tiempos difíciles, vamos a organizar allá un grupo de ganaderos de reacción solidaria inmediata, para que cuando haya perturbación de la propiedad, inmediatamente todo el mundo acuda a apoyar al ganadero afectado”, explicó Lafaurie.

Cuando las declaraciones desataron comentarios en redes sociales, el presidente de Fedegan explicó que no está haciendo nada ilegal y reiteró que su compromiso es defender a su gremio y por eso creará el grupo de defensa.

“Claro que lo voy a hacer, yo no estoy pidiendo permiso; bajo ningún punto de vista, es que yo estoy haciendo algo legal. El día que haga una cosa ilegal o irregular, pues obviamente”, afirmó el empresario a la Revista Semana.

Y Lafaurie reiteró: “Tengo la obligación, por mandato de mis agremiados, de protegerlos, yo soy vocero de ellos y qué tal que Fedegán se quede absolutamente silencioso frente a los atropellos que cometan con los propietarios de tierras en las diferentes regiones del país”.

Hasta el momento, el presidente Petro no se ha referido puntualmente al tema, pero sí a los diferentes conflictos de orden público que ocurrieron en la noche del martes 30 de agosto en Buenaventura. El presidente destacó la intervención pronta de las autoridades.

"Policía y armada en reacción inmediata", afirmó Petro en su cuenta de Twitter y rechazando el actuar de grupos criminales.

Por ahora, queda poco para que se cumplan las 48 horas advertidas por el Ministerio de Defensa. Los casos que han ocurrido en las diferentes regiones del país han puesto en riesgo también a menores.

El pasado domingo 21 de agosto, al menos, unas 150 personas invadieron una finca ganadera y palmera ubicada en el municipio de Curumaní, en el departamento del Cesar. En el Cauca se han denunciado invasiones de tierras por parte de los indígenas en fincas privadas productoras de caña en los municipios de Caloto, Guachené y Miranda.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda