Escuchar este artículo

Las herramientas con las que Colombia enfrenta ómicron

Domingo, 2 de Enero de 2022
Colombia empezará 2022 ante la circulación de la variante ómicron la cual representa desafíos en términos de capacidad de alta transmisibilidad y evasión de la respuesta inmune. ¿Qué más dicen los expertos?

Luego de dos semanas de haber sido detectada la variante ómicron en Colombia, en el país los casos nuevos por COVID-19 se han incrementado al punto de que las autoridades sanitarias han emitido la alerta ante la posibilidad de un incremento abrupto de contagios durante las próximas semanas.

La ola de contagios a nivel internacional ha originado nuevamente estrictas restricciones a la movilidad, como en los peores momentos de la pandemia, pero en Colombia nadie sabe con certeza qué puede suceder.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Para Carlos Álvarez, uno de los principales epidemiológicos del país, Médico Infectólogo y Coordinador de Estudios de COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Colombia, el nuevo pico por ómicron es hoy una realidad aunque no con las mismas condiciones con las que el país enfrentó las anteriores olas. Por ejemplo, hoy el país tiene 75% de la población protegida con al menos una dosis de la vacuna contra la enfermedad.

“Lo que uno esperaría que efectivamente aumente es el número de casos, pero también hay que decir que el número de casos que requieren hospitalización o que pueden fallecer, también están muy relacionados con personas no vacunadas o personas vacunadas de forma incompleta”, explica.

De acuerdo con el experto, el escenario para 2022 es impredecible, como ha sido toda la pandemia, pues “nadie puede predecir que aparezca una nueva variante”, dice. Pero, a diferencia de hace algunos meses, hoy las autoridades tienen varias cosas claras que serán claves para controlar los contagios.

“Tenemos claro que las vacunas son efectivas, que pierden protección con algunas variantes, no con todas; también sabemos de algunas medidas con las cuales se tiene más riesgo de transmitirse el virus y otras; también sabemos que a medida que pasa el tiempo vamos a tener más gente protegida”, sostiene.

Por eso, algunas voces expertas tienden a hablar de un estado postpandémico en 2022, también conocido como endemia, lo que significa que el virus va a seguir circulando entre las personas, pero ya en una magnitud no tan importante que colapse el sistema sanitario.

Además, la evidencia científica es cada vez más consistente en mostrar que la severidad de la variante ómicron es menor con relación a otras variantes, lo que quiere decir que, aunque la probabilidad de contagio es mayor, la probabilidad de complicarse o morir es menor.


Lea: Los retos que enfrentará el gobierno de Duque en 2022

 

En Colombia, así como en el resto del mundo, el nuevo pico que está iniciando ha tenido un crecimiento leve en hospitalizaciones y muertes con relación al crecimiento en casos, porque el país ya no está en el punto de partida y la razón que lo explica es la exposición mundial al virus y las importantes coberturas de vacunación.

“La severidad podría no ser tan grande frente a otros picos, podría haber menor número de hospitalizados y menor número de fallecidos”, afirmó, por su parte, el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

El director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud, Julián Fernández, también resalta el escenario con el que Colombia empezará 2022 ante la circulación de la variante ómicron la cual representa desafíos en términos de capacidad de alta transmisibilidad y evasión de la respuesta inmune.

“Tenemos las herramientas para enfrentarlos, ahora más que nunca el país está preparado en todos los sentidos y tenemos una población con una experiencia previa inmunológica dada por la inmunidad natural y la vacunación”, agregó el director de Epidemiología.

A su turno, la Médico Epidemióloga también destacada en el país, Zulma Cucunubá, afirma que “estamos mejor que en 2020, los escenarios son de lejos más positivos”.

“Tenemos vacunas altamente protectoras frente a desenlaces graves. Pero frente a incrementos de casos debemos proseguir con cautela”, compartió en su Twitter.

Otra buena noticia que algunos expertos empiezan a destacar tiene que ver con lo que pasó en Sudáfrica, en donde los casos diarios de ómicron cayeron rápidamente a un mes de haberse disparado.

En Noruega, Holanda, Bélgica, Alemania, Sudáfrica o Austria ya ha comenzado a disminuir el número de casos. Es posible que en varios de estos países se mezclen el efecto de delta y ómicron. Algunos, además, llevaban varias semanas con restricciones, según medios internacionales como la BBC Mundo.

La variante ómicron fue detectada el 9 de noviembre en Sur Africa y a finales de noviembre fue catalogada como variante de preocupación. Ya más de 90 países han confirmado su presencia y se dice que seguramente hay más países que también la por su capacidad de vigilancia genómica no la han detectado aún.

 

La tercera dosis hará la diferencia

El mundo esperaba que con la llegada de la vacuna se acabaría la pandemia pero hoy los expertos dicen que es importante tener en cuenta que estamos ante un virus que también muta y cambia, y como asegura la OMS, “hasta que no todos estemos protegidos nadie está protegido”.

Por eso, de acuerdo con el especialista Carlos Álvarez seguir vacunando, específicamente con el refuerzo, es una de las variables más importantes para hacerle frente a las nuevas cepas del COVID-19. “Si queremos esperar que esta variante tenga menos impacto, lo que es clave es seguir trabajando en el autocuidado y en la vacunación”.


Consulte: Imprudencia vial dejó varios heridos en Villa del Rosario

 

“Mientras esta variante empiece a predominar o se empiece a diseminar en el territorio colombiano, el llamado es que se aprovechen estos días para vacunarnos completamente, incluyendo el refuerzo, que es lo que finalmente puede hacer la diferencia”, añadió Álvarez.

Según el Ministerio de Salud, hasta la fecha, más de 3 millones de colombianos tienen el esquema de tres dosis, es decir un poco más del 10% de la población.

Frente a ello, la cartera de Salud ha recomendado acudir cuanto antes a los puestos de vacunación para completar el esquema de tres dosis para la población que ya esté priorizada.

El epidemiólogo Álvarez cree que “falta todavía compromiso de la ciudadanía”.

“Creo que todavía vamos a un paso lento especialmente en las personas mayores de 50 años o que tienen condiciones físicas  asociadas a complicaciones con COVID-19”, sostiene el Coordinador de Estudios de COVID-19 de la OMS para Colombia.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda