Escuchar este artículo

Las marchas, ¿la primera discrepancia entre Duque y Claudia López?

Jueves, 2 de Enero de 2020
El país se convirtió desde ya en uno de los principales temas de discusión.

Tal y como se preveía, el manejo del orden público en la capital del país se convirtió desde ya en uno de los principales temas de discrepancia que tendrá la nueva mandataria de Bogotá, Claudia López, con el presidente de la República, Iván Duque Márquez.

La propia López, en su discurso de posesión, así lo expresó al hacer de uno de sus primeros anuncios el hecho de que la expresión popular que viene haciendo la ciudadanía al salir a las calles se respeterá, incluso dijo que ella está en el cargo frente a la Capital porque representa a esa población.

López, sin refererirse a nadie, fue contundente en su mensaje sobre lo que pasará con la protesta social: “Vamos a cuidarnos entre todos. No vamos a permitir que nos roben la esperanza, no vamos a permitir que nos roben más vidas de esta nueva generación que hoy sale a la calle a pedir a gritos que no los dejemos estancados en los mismos debates y protagonistas del pasado... No vamos a permitir, de ninguna manera, el abuso de poder de ninguna autoridad contra esa legítima expresión ciudadana. Nuestra tarea será facilitar esta expresión y la canalización de esos sueños en realidades y oportunidades, con todas las garantías y, por supuesto, tomando atenta nota de las demandas de cambio que nos competen como gobierno y administración de la ciudad”.

La alcaldesa sostuvo también que “hoy no solo hacemos eco sino que somos parte las mayorías ciudadanas que se han tomado las calles con las demandas y aspiraciones apenas elementales y plenamente legítimas...Hoy llega al gobierno, esa ciudadanía. Esta ciudad nos está hablando”.

El presidente Duque, por su parte, este jueves fue contundente en decir que si bien la protesta social es un derecho, él como mandatario tienen la obligación de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos en momento en que hay desmanes.

“La protesta social, como derecho constitucional, no hay nadie en el gobierno que no reconozca esa característica del ordenamiento jurídico. La protesta social como un mecanismos de expresión social”, indicó el presidente en entrevista con RCN Radio.

Duque precisó que “nosotros como gobierno nacional debemos garantizar la seguridad en todo el territorio nacional de la mano con los alcaldes y los gobernadores que tienen también responsabilidad en lo local”.

Y frente a los desórdenes, el mandatario fue claro en decir que “una cosa es la protesta social pacífica y ordenada, otra cosa es que haya personas que quieran obstruir la movilidad, obstruir el derecho a la salud, al trabajo, en cuyo caso las autoridades tienen que actuar porque así se los exige el ordenamiento constitucional. Entonces cuando a mí dicen que estoy en contra de la protesta social jamás, pero lo que nosotros sí tenemos que garantizar es que se ejerza la autoridad para que a las personas no les vulneren el derecho a la movilidad. Cuando le obstruyen a una persona el transito por el Transmilenio están limitando su derecho a la movilidad, el derecho al trabajo”.

Precisó que es “ahí que con los alcaldes y gobernadores tenemos que garantizar todos los protocolos y todas las acciones para evitar que se obstruyan los derechos a la ciudadanía”.

Volvió a defender la función del Esmad, como una forma de atender las acciones de los disturbios, porque es la forma de proteger a los ciudadanos, “no podemos seguir dejando se trivialicen argumentos como los que el Esmad es una fuerza asesina o es un cuerpo represor, no. Es un cuerpo que existe dentro de la Policía Nacional para servirle a los ciudadanos para protegerlos del vandalismo, de las acciones violentas que atentan contra muchos de sus derechos”.

Image
Colprensa
Colprensa