Escuchar este artículo

A las víctimas de las Farc se nos queda debiendo muchísimo: Mendieta

Lunes, 26 de Junio de 2017
El general retirado de la Policía estuvo secuestrado por esa guerrilla por más de 12 años.

Si hay alguien que conozca mejor que nadie a la guerrilla de las Farc en desmovilización, es precisamente el general en retiro Luis Herlindo Mendieta.

Como oficial activo de la Policía Nacional combatió a esa guerrilla durante más de 25 años, hasta que fue secuestrado y permaneció en cautiverio durante más de 12 años en las selvas del sur del país.

El general (r) Mendieta, como analista del conflicto, como oficial en retiro, pero sobre todo como víctima de las Farc, también tiene su propia lectura del acto de entrega de armas que se espera protocolizar este martes 27 de junio, lo que marcaría el fin de esa guerrilla como grupo armado al margen de la ley.

- ¿Cómo ve el proceso de paz que termina este martes con la entrega de armas de las Farc?

Creo que a las víctimas de las Farc se nos queda debiendo muchísimo, porque no hay nada de verdad, menos justicia y mucho menos reparación. Es decir, no se están cumpliendo los estándares internacionales en materia de respeto a los derechos humanos de las víctimas. Incluso, no hay compromiso de No repetición. 

Creo que en este proceso los únicos beneficiados son los integrantes de las Farc, porque no van a pagar ninguna pena y los que estaban presos ya comenzaron a salir de las cárceles. Además, van a ingresar al Ejecutivo en diferentes cargos, al Legislativo con curules con sus diez voceros y el año entrante con las 16 curules especiales. Eso sin contar con que ya la comisión de escogencia se reunió con las Farc para elegir a los que serán magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz.

Por otra parte, la comunidad internacional está colaborando con recursos que no van para las víctimas sino para las Farc, en detrimento de las víctimas de la Fuerza Pública y de la sociedad civil que las Farc dejaron a lo largo de tantos años de guerra.

- Usted, que combatió a las Farc por tantos años, ¿cómo ve que esta guerrilla por fin se esté desmovilizando? 

Es un logro del Presidente de la República y de todos sus asesores para que se diera el avance de este proceso con el cese bilateral y la entrega de armas. Por supuesto, es un proceso que deja ganancias que a muchos colombianos se les puede olvidar, pero es un avance que ya no haya combates, emboscadas, atentados contra la infraestructura del país. 

Pero, por otra parte, están las disidencias de las Farc en las veredas, en los corregimientos, que seguramente van a seguir con los secuestros, las extorsiones, con la minería ilegal y el narcotráfico.

Si bien es cierto que tenemos menos heridos y muertos, menos atentados a la infraestructura económica del país, pero hay otras modalidades delictivas que aún persisten. 

Ojalá las Farc digan el martes que no van a seguir con esas actividades ilegales, para que comencemos a creer en algo.

- ¿Este es un coletazo del posconflicto que se da al final de todos los conflictos?

Quisiéramos creer en lo que dicen las Farc, pero no se le olvide que ellos siempre han combinado todas las formas de lucha, por eso quisiéramos también un pronunciamiento del Partido Comunista de Colombia, de que no van a volver a combinar todas las formas de lucha. Y por otra parte, que también las Farc les digan a esas estructuras que siguen armadas que también se comprometan a que no van a seguir cometiendo estas actividades delictivas.

- ¿Cuando usted fue oficial activo de la Policía, alguna vez pensó que alcanzaría a ver la desmovilización de este grupo guerrillero?

Cuando se adelantaron los procesos con el M-19, el Quintín Lame, la Corriente de renovación Socialista pensé que algún día se podía llegar a la desmovilización de las Farc, pero infortunadamente se tardó mucho en llegar este momento, debido a su actividad en el narcotráfico, el secuestro, la extorsión, la minería ilegal.

Espero no equivocarme, pero creo que hoy ya los integrantes de las Farc son muy ricos, por lo tanto ya se pueden dedicar a disfrutar de todos los bienes que consiguieron con tantos años de delito y que seguramente les van a legalizar con este proceso de paz. 

- ¿Como oficial alcanzó a pensar que algún día las Farc se tomarían el poder?

No, ni antes ni ahora, es muy difícil tomarse el poder debido a los grandes avances en materia de tecnología y las nuevas formas de combate, creo que todos los gobernantes hacen grandes esfuerzos por contrarrestar cualquier intento de desestabilizar el poder institucional. 

- ¿Qué viene para la Fuerza Pública ya sin las Farc en el escenario de guerra?

Pienso que las Farc van a querer incidir en la reforma de las instituciones y en especial de la Fuerza Pública, pero hay que esperar a ver los políticos qué cambios les van a introducir a las Fuerzas Militares y si es que la clase política les va a permitir a las Farc participar de la nueva Fuerza Pública. 

Pero yo creo que la clase dirigente debe tener presente que hay mucha jurisprudencia internacional que dice que cuando se han cometidos delitos de lesa humanidad esos excombatientes no deben participar de la nueva Fuerza Pública, por lo tanto los exguerrilleros deben quedar excluidos. 

- ¿Pero a qué se va a dedicar la Fuerza Pública cuando ya el principal enemigo armado no está en el escenario de guerra?

Trabajo hay mucho, todos los días aparecen nuevas modalidades delictivas que hay que combatir, en el caso de la Policía Nacional necesitamos que crezca para otras especialidades como tránsito, minería ilegal, antinarcóticos, menores, patrullaje de vías públicas, etc. Lo mismo sucede con las demás Fuerzas como el Ejército, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea.

Image
Colprensa
Colprensa