Escuchar este artículo

Lo dicho por Trump ¿es una presión a Duque?

Viernes, 12 de Abril de 2019
Para un analista, que lo que está pidiendo Trump es mayores resultados.

Aunque el presidente Iván Duque no dijo de manera directa que la frase “aquí hay que rendirle cuentas al pueblo colombiano” iba dirigida a su homólogo estadounidense, Donald Trump, el comentario dejó grandes interrogantes alrededor de un posible nuevo rifirrafe entre los mandatarios. Todo por cuenta de que Trump dijo desde Texas que desde la llegada de Duque a la Presidencia aumentaron los cultivos de coca en un 50%.

Para algunos, a Duque le faltó contundencia en el discurso alrededor de la droga que pronunció luego de que Trump lo señalara directamente de ser responsable de dicho aumento en las hectáreas de coca cultivadas. Sin embargo, para analistas de relaciones internacionales como Manuel Corredor Tovar, la discusión también se debe centrar en el hecho de que la nueva realidad es que Colombia ya no tiene el mismo apoyo que creía tener de Estados Unidos y, en consecuencia, también están en juego las ventas de los comerciantes colombianos que exportan a ese país, como el primer aliado económico.  

Corredor agrega que lo que está pidiendo Trump es mayores resultados, desafiando al Gobierno colombiano para se alinee con la política estadunidense en todos los sentidos para que el país sea como una catapulta de las mismas en la región. “Básicamente dice si son mis amigos y dicen estar conmigo, necesito que asuman todas las obligaciones, entre ellass la lucha contra la droga y todo lo que tenga que ver con política internacional de Venezuela en Latinoamérica”, añade.

De acuerdo al analista, este tipo de presiones se seguirán presentando, pero advirtió que en la respuesta que dio el Duque le faltó defender más la independencia del Estado y hacer uso del principio de igualdad soberana entre estados y del principio de no intervención.

“Enfrentar el narcotráfico es una tarea compartida. Aquí hay que rendirle cuentas es al pueblo colombiano. Desde el 7 de agosto expandíamos en cuatro veces los grupos de erradicadores manuales, hemos desmantelado cristalizaderos, laboratorios”, recordó Duque.

Rafael Piñeros, analista de relaciones internacionales, enfatizó que hay una fuerte presión en el interior de los Estados Unidos por el consumo de sustancias relacionadas con opiáceos en muchos estados y la población quiere que se haga más en este tema.  Explica que los estadounidenses no entienden cómo se dedican gran cantidad de recursos a la erradicación de cultivos en otros lugares del mundo y existe crisis tan fuerte dentro de su país.

“También es cierto que el Gobierno colombiano ha cometido un error estratégico en el sentido de que al volcar su estrategia de política exterior con los intereses de Estados Unidos. Eso le da un margen mayor de maniobra a ese país para que pueda presionar más fácilmente a Colombia”, dijo Piñeros.

De acuerdo al analista, la estrategia de Colombia de buscar ser un aliado tan particular de los Estados Unidos hace que le quede más fácil presionar a Colombia para obtener resultados en la lucha contra las drogas, que es una de las principales luchas en ese país.

Le puede interesar Colombia rechaza declaraciones de Trump sobre aumento de narcotráfico

En la misma línea, Piñeros añadió que la respuesta de Duque era lógica y evidente en el sentido de que dice que no le tiene que rendir cuentas sino al pueblo colombiano, pero tampoco puede hacer mucho porque responderle fuerte a los Estados Unidos implicaría mayor presión. Señala que el mandatario colombiano tiene una presión fuerte alrededor del uso del glifosato para combatir las hectáreas de sembradíos, pese a que la Corte Constitucional ya lo prohibió.

“Trump nos trata igual que a México porque sigue viendo a América Latina como un patio trasero que ocasionalmente le da problemas. La respuesta de Iván Duque es una respuesta tibia, sin entrar a una discusión ni usar un tono agresivo debió haberle planteado cuáles son los hechos en términos de erradicación de cultivos que ha hecho Colombia en los últimos 50 años. Tenía que llenarle los vacíos de información alrededor de la erradicación de cultivos y la cuota social, moral y humanitaria que ha pagado Colombia por causa de un consumo desmedido”, añadió Carlos Andrés Arias, analista político.

Sin embargo, advirtió que Duque no tiene culpa de que Trump ignore la política social alrededor de la lucha contra las drogas y agregó que cualquiera de sus pronunciamientos estará alrededor de su campaña de cara a las elecciones de su país.

Image
Colprensa
Colprensa