Los claroscuros de La Minga que le propone un debate al gobierno Duque

Miércoles, 14 de Octubre de 2020
El presidente pudo haber frenado a tiempo a los indígenas, atendiendo directamente las peticiones de las comunidades.

Ya lista para emprender el recorrido hacia Bogotá y luego de otro infructuoso intento de diálogo con delegados de la Comisión del Gobierno Nacional en Cali, La Minga indígena sigue estando bajo la lupa de analistas por su relevancia a nivel social y político.

La Minga ‘Hacia adentro’, como ha sido denominada por sus líderes, plantea un debate político sustentado en temas de seguridad para las comunidades indígenas provenientes del suroccidente del país, específicamente del departamento del Cauca. Las peticiones también incluyen ayudas económicas por parte del gobierno, sin intermediarios.

Líderes de La Minga han determinado que las intervenciones del gobierno, por parte del Ministerio del Interior, no responden a los intereses de la comunidad indígena, motivo por el cual continuarán su recorrido hacia Bogotá, viaje cuya duración es de cinco días con campamentos en cuatro ciudades.

“Ante las medidas del gobierno por frenar La Minga del Sur Occidente los convocantes al debate reiteran el llamado para encontrarse con el mandatario de la nación. Su función pública es esa responder ante la población”, señaló desde su cuenta de Twitter el Consejo Nacional Indígena del Cauca.

Para el constitucionalista Víctor Hugo Vallejo no resulta válido el argumento de que el gobierno ha ignorado La Minga, haciendo énfasis en el trabajo de negociación que intentó adelantar en Cali la Comisión presidida por la ministra Alicia Arango.

“No puede entenderse únicamente el gobierno como el Presidente de la República. El gobierno son todos aquellos funcionarios debidamente nominados. Hay una comisión de alto nivel que ha venido dialogando con los directivos de La Minga, la cual está presidida por el Ministerio del Interior, que tiene incluso más significancia que la misma figura de la Vicepresidencia. Entonces sí están hablando con el gobierno”, señala.

En las últimas horas, el Ministerio del Interior destacó que, en el marco de los diálogos, pudo acordarse el establecimiento de acuerdos para llevar a cabo la consulta previa con las organizaciones indígenas frente al Sistema de Regalías.

“El manejo que le está dando el gobierno a la minga es el que corresponde a la ley y a la Constitución. La protesta social está amparada por la Constitución y el gobierno la está permitiendo”, apuntó Vallejo.

Frente a las ayudas económicas, el experto añadió que “al gobierno no se le puede pedir todo, y menos en un momento de crisis donde la economía va a decrecer un 7 %, habiendo otras emergencias inmediatas distintas a las de las comunicadas indígenas, que no son las menos favorecidas”.

Desde la otra orilla, Ariel Ávila, subdirector del Centro de Pensamiento sobre el Conflicto Armado, Paz y Postconflicto, considera que el presidente Duque pudo frenar a tiempo La Minga atendiendo directamente las peticiones de las comunidades indígenas.

El analista señala que, antes de la llegada de la Minga a la capital del país, el gobierno podría dejar solucionado el diálogo exigido por los indígenas, pero tampoco descarta la posibilidad de que, de no ser atendida, la Minga confluya con el Paro Nacional convocado para el próximo 21 de octubre.

“El gobierno todavía tiene capacidad de maniobra si quiere evitar un problema de orden público. El diálogo frente a temas de vida, paz, democracia y territorio, puede ser muy fácil o muy complejo, dependiendo del desarrollo del debate”, señala.

Por su parte, el abogado y economista José Roberto Acosta, señala que “aquí se evidencia el carácter retardatario del gobierno que, de manera excluyente y elitista, solo gobierna para los gremios empresariales. A los indígenas los consideran un cero a la izquierda”.

Frente a la cuestión de orden público, Acosta añade que “la represión no puede ser la solución al fracaso de las políticas de gobierno. Lo que se está es calentando un caldo de cultivo para que el levantamiento social cada vez sea mayor y esa polarización termine favoreciendo a algún grupo en las próximas elecciones presidenciales”.

Invitación del Senado

En momentos en que no hay un entendimiento entre los indígenas del Cauca y el gobierno nacional sobre las peticiones hechas en La Minga, en el Senado de la República se aprobó una proposición para que sus líderes sean escuchados en el Congreso.

La propuesta para que sean oídos en el Congreso la hizo el senador del Partido de la U., Armando Benedetti, quien sostuvo “que el Congreso debe crear el escenario ideal para que los de la minga y los miembros del Cric vengan al Congreso a explicar qué es lo que está sucediendo y si se puede llevarle un mensaje al presidente o si se puede que ellos vayan y asistan a una reunión con el presidente”.

Benedetti, sostuvo además que no cree que el presidente Duque les vaya a recibir, tal y como ellos lo reclaman. 

“Esa es la única salida que yo le veo, porque insisto que ningún presidente va a asistir a su propio juzgamiento político bajo otro mecanismo diferente al que ya está establecido por ser jefe del Estado”, manifestó el senador.

La intervención de los indígenas se dará en la plenaria de la corporación la próxima semana.