Escuchar este artículo

Los meticulosos detalles en el robo de casas

Sábado, 10 de Marzo de 2018
Cinco viviendas diarias, en promedio, son asaltadas en diferentes ciudades del país.

Los delincuentes pueden ‘desocupar’ una casa, dependiendo de los objetos de valor, hasta en diez minutos, lo mismo que alguien podría tardar caminando a la tienda.

En Cali, por ejemplo, la Sijín de la Policía Metropolitana reportó 307 asaltos a residencias entre el 1 de enero y el 1 de marzo de este año. Aunque existe una reducción de 25 casos, comparado con el mismo lapso de 2017, el promedio diario es el mismo.

En la capital del Valle, donde a la fecha se han capturado 21 personas por este delito, 9 más que en 2017, hay diez bandas de ‘apartamenteros’ que la Policía está persiguiendo, la mayoría integradas por clanes familiares que llevan en el ilícito años, cada integrante cumple un rol distinto en la cadena. 

Personas cercanas a las organizaciones ilegales son los encargados de comprar los elementos hurtados aprovechando que tienen locales comerciales en el centro de la ciudad.

Una fuente de la Estructura de Apoyo de la Fiscalía, que pide reserva de su identidad, explica que las bandas operan de maneras muy distintas a las organizaciones criminales dedicadas al hurto de comercio o personas, por ejemplo.

“Los que roban en casas no ‘ruletean’ (dar vueltas) en motos, sino que cuando asaltan una vivienda es porque van a la fija: tienen información de los propietarios y sus movimientos”, cuenta el funcionario, quien actualmente le sigue la pista a dos bandas dedicadas al hurto de casas.

Para la Fiscalía, en el robo a viviendas hay al menos 12 modalidades, las más utilizadas son ‘factor de oportunidad’, ‘violación de cerradura’, ‘llave maestra’ y ‘atraco con arma de fuego’.

“Los delincunetes aprovechan que los propietarios dejan una ventana o puerta abierta, por ahí se sacan un televisor o cualquier otro objeto que esté a la mano”, señala.

Integrantes de la banda La Sombra, desarticulada en el 2017 con la captura de 17 personas, entre ellos alias Tapete, jefe de la estructura, irrumpían violentamente en las casas simulando ser miembros del CTI, la Sijín y el Ejército. 

Mensualmente esta banda podía tener ingresos de entre $100 y $130 millones y contaba con la complicidad de un vigilante. A esta estructura se le señala de 65 robos a casas en el año pasado. 

Para robar en viviendas de estratos 2 y 3 las bandas estarían utilizando vehículos particulares de gama media como los Kia Picanto y Chevrolet Spark. En estrato 4,  camionetas como Hyundai Tucson, Kia Sportage y Mazda.

Recomendaciones

1. Instale cerraduras de buena calidad en puertas y ventanas.

2. Si va a salir deje su residencia bajo el cuidado o recomendación de una persona de confianza.

3. Instale sistemas de alarmas y/o circuito cerrado de televisión con cámaras de alta definición. 

4. Contrate servicios de vigilancia privada con empresas reconocidas y que tengan respaldo de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad. 

5. Realice estudios de seguridad básicos a empleados y guardas de seguridad. 

6. No caiga en la rutina, sea precavido cuando salga o llegue a su casa, observe su entorno. Evite exponer mucho su vivienda en fotos de redes sociales. No brinde información a personas sospechosas, ellas pueden distraerle para que otros cometan el hurto. 

7. Reporte al 123 de la Policía o al cuadrante el comportamiento sospechoso de personas, así como la presencia de motos y vehículos que le generen desconfianza. 

8. No permita la familiarización con personas que usted no conoce y se muestran interesadas en sus horarios y actividades. En caso de una supuesta orden de allanamiento a su casa, llame a la Policía para confirmar la veracidad del trámite.

9. Haga parte de las redes de apoyo de la Policía en los barrios.

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda