Más de 1.906 desaparecidos en el Ejército corresponden a la Séptima División

Viernes, 30 de Abril de 2021
Esta división fue creada en 2005, con el objetivo de fortalecer las acciones militares en el occidente colombiano.

La Comisión de la Verdad llevó a cabo este jueves el espacio de escucha ‘Las huellas del conflicto contadas por militares víctimas y sus familias’, un encuentro que visibilizó que 1.906 militares desaparecidos durante el conflicto armado, de 5.897 en total, corresponden a la Séptima División.

Esta unidad fue creada en 2005, con el objetivo de fortalecer las acciones militares en el occidente colombiano. Sin embargo, desde sus orígenes han tenido que enfrentar grandes conflictos, pues sus territorios buscan ser controlados por parte de grupos armados para sostener los corredores de droga.

Además, durante muchos años tuvieron que enfrentar grupos guerrilleros y paramilitares, que adelantaron acciones terroristas conjuntas contra la Población y el Ejército. En donde de acuerdo al teniente coronel Mauricio Cely Ávila, director de Apoyo a la Transición del Ejército Nacional, se presentaron asaltos a poblaciones, asesinatos selectivos, secuestros, desaparición forzada, despojo, desplazamientos masivos y homicidios.

En medio de este espacio también se visibilizó de acuerdo con el Registro Único de Víctimas de la UARIV, que 9.773 homicidios fueron perpetrados contra miembros de esta división, de 29.836 que se registran en todo el país.

Homicidios que, de acuerdo con la dirección de Apoyo a la Transición del Ejército Nacional, se presentaron en su gran mayoría bajo el tiro de gracia, es decir una práctica sistemática “que no es otra cosa que el asesinato de combatientes reducidos, heridos o secuestrados”.

El general añadió que bajo esta práctica los militares heridos fueron objeto de torturas, laceraciones con armas cortopunzantes, mutilaciones y finalmente su asesinato.

Los casos más dolorosos de acuerdo a Cely Ávila son “la masacre de Dabeiba, donde 53 militares fueron asesinados en diciembre de 2000, la mayoría presentaron heridas de tortura y disparos a corta distancia; igualmente en la masacre de Urrao, donde el 5 de mayo de 2013 el frente 34 de las Farc asesinó a ocho militares secuestradas en Urrao, Antioquia”.

A esto se suma que existen 5.897 casos reportados de militares víctimas de desaparición forzada, de los cuales 1.906 fueron registrados en jurisdicción de la Séptima División, que opera en Antioquia, Córdoba y Chocó, así como algunos municipios de Sucre, Santander, Bolívar y Boyacá.

Image
Colprensa
Colprensa