Escuchar este artículo

Meterse el dedo a la nariz y luego a la boca, cuestionadas penitencias de una profesora

Miércoles, 17 de Julio de 2019
La situación, que ocurre en colegio de Ibagué, prendió las alarmas.

Una docente del colegio San Bonifacio de las Lanzas, en Ibagué, habría organizado una actividad académica con cuestionadas penitencias en las que, al parecer, estudiantes entre los 7 y 8 años debían besar la axila del compañero, e incluso meterse el dedo a la nariz y después a la boca, en caso de perder una prueba.

La situación prendió las alarmas al interior de la prestigiosa institución, luego de que los menores informaran a sus padres la metodología adoptada por la profesora.

La actividad que aparentemente orientó la docente de música en una de sus clases, en la que participaron menores inscritos en el grado primero, puso en tela de juicio la preparación de la profesional que imparte conocimiento y da ejemplo a la comunidad educativa, toda vez que algunos estudiantes y padres de familia denunciaron el trato indigno que presuntamente recibieron los niños en el aula.

“En la clase de música, la profesora puso a los niños a desarrollar una actividad relacionada con la asignatura y a los que perdieran, los ponía a hacer una serie de penitencias entre las cuales estaba lamer la suela del zapato de un compañero, lamer el piso, besar la axila de otro niño, meterse el dedo a la nariz y después a la boca; meterse el dedo a la oreja y después a la boca, o en su defecto, besar la media de otro compañero”, sostuvo una de las madres de familia y que solicito la reserva de su nombre.

Por su parte, las directivas del colegio, que ha sido reconocido a nivel nacional por su calidad educativa, se pronunciaron mediante un comunicado sobre la situación y rechazaron ese tipo de actividades, que van en contravía del modelo pedagógico ético y la formación integral para los menores.

Una vez se conoció esta situación, la Rectoría, en el marco del protocolo institucional y el debido proceso, decidió iniciar la correspondiente investigación y adelantar el procedimiento disciplinario a la docente que dirigía la actividad, para conocer de primera mano todos los detalles del hecho y verificar la información.

Image
Colprensa
Colprensa