Escuchar este artículo

Mexicanos, españoles y chinos se disputan construcción del Metro de Bogotá

Jueves, 3 de Octubre de 2019
“Tenemos dos propuestas de dos grupos formidables. El 21 de octubre se sabrá quién es el ganador”, afirmó el alcalde.

Solo dos consorcios de los cinco que se habían presentado inicialmente se mantuvieron firmes en la competencia por la adjudicación del contrato para la construcción del Metro de Bogotá, una obra que puede llegar a costar alrededor de los 16 billones de pesos y que debería empezar a operar en 2025.

Metro de Bogotá, integrada por Carso Infraestructura y Protección, de México; Promotora de Desarrollo de América Latina, de México y FCC Concesiones de España, compite contra Transmimetro, integrado por China Harbour Engineering Company Limited, de China, y Xi’An Metro Company Limited, también de China.

La adjudicación del contrato se otorgará el próximo 21 de octubre, luego de que la junta encargada para evaluar las ofertas tome una determinación definitiva.

"Tenemos dos propuestas de dos grupos formidables para construir el Metro de Bogotá. El 21 de octubre se sabrá quién es el ganador. Se firmará el contrato en las dos semanas siguientes. En abril del año próximo comienza su construcción y a operar en el año 2025", destacó el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien estuvo acompañado en la recepción de las propuestas por el gerente de la Empresa Metro de Bogotá, Andrés Escobar, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Bocarejo.

Según Peñalosa, con la presentación de las dos propuestas, Bogotá aseguró la construcción de su sistema de transporte masivo.

El valor promedio para la licitación del proyecto es de 13,8 billones de pesos. Dentro de esta suma se incluyen: la construcción del viaducto, la adquisición de los trenes, la edificación de las estaciones y la operación durante 20 años.

Lo demás corresponde a la compra de predios, traslado de las redes de los servicios públicos y la interventoría correspondiente. Esto equivale, aproximadamente, a 2,4 billones de pesos, precio asumido por el Distrito, por medio de la Empresa Metro. Si todo sale de acuerdo a los planes, el primer tren debería estar funcionando en 2025.

¿Cuánto aporta la nación?

Dentro de la inversión contemplada para la construcción, estructuración y adecuación del metro elevado, el aporte de la nación será del 70%, porcentaje acordado desde 2017.

“Este metro es producto de una sociedad del Gobierno Nacional, que es el accionista mayoritario con el 70%, y Bogotá que tiene el 30%. En la Junta Directiva tenemos tres representantes del alcalde, tres representantes del Gobierno Nacional, y tres independientes”, explicó Enrique Peñalosa.

El gerente de la Empresa Metro de Bogotá, por su parte, destacó la dinámica presupuestaria contemplada para el proyecto, la cual da muestras de solidez en la ejecución del plan. 

“Los aportes de la nación y de la ciudad están expresados en las famosas vigencias futuras. Los aportes, por parte del Gobierno Nacional, están comprometidos desde el año 2017, porque previamente el Concejo de Bogotá aprobó que la ciudad le diera a la Empresa Metro aportes presupuestales por 25 años, y lo mismo hizo la nación, a través del Conpes y el Confis, para que la nación le de dinero, en vigencias futuras, por los próximos 30 años”, expuso Escobar, gerente de la EMB.  

Inicialmente, la primera línea del Metro de Bogotá tendrá una extensión de 23,9 kilómetros. Este primer tramo atravesaría el occidente de la ciudad hasta la calle 72. La duración del trayecto se estima en 27 minutos. Además, se espera que se movilicen, como mínimo, 1.050.000 ciudadanos al día.

Image
Colprensa
Colprensa