Escuchar este artículo

Minambiente reiteró razones por las que Colombia no retomará el glifosato

Jueves, 15 de Junio de 2017
Muchas de las zonas en donde se realizaría esta práctica son de alta biodiversidad que aún están por ser descubiertas.

Como inadmisible calificó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, la solicitud hecha por Estados Unidos de retomar las fumigaciones aéreas con glifosato, como estrategia para la erradicación de cultivos ilícitos en el país.

“No vamos a atender las solicitudes hechas por Estados Unidos. Colombia no reanudará las fumigaciones aéreas con glifosato y esta es una posición de Gobierno. La consideramos inconveniente porque se trata de aspersiones indiscriminadas que generan afectaciones tanto a la salud humana como al ambiente, y atendiendo al principio de precaución debemos evitarlo”, sostuvo Murillo durante la Cumbre de Sostenibilidad de Foros Semana.

Le puede interesar: Aspersión aérea no es una opción en este momento: Pardo

En esa misma vía, el jefe de la cartera ambiental destacó la amenaza que representa la aspersión con glifosato para Colombia, pues muchas de las zonas en donde se realizaría esta práctica son de alta biodiversidad que aún están por ser descubiertas.

A esto se suman las advertencias hechas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los estudios sobre los efectos negativos en las zonas que han estado expuestas a la sustancia.

Adicionalmente, explicó Murillo, se tienen prohibiciones legales y se cuenta con fallos de la Corte Constitucional y del Consejo de Estado que explícitamente prohíben esta práctica.

Además: Política de Cambio Climático busca hacer un país bajo en carbono

El 29 de mayo de 2015 cuando el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) resolvió suspender el uso del herbicida glifosato en las operaciones de erradicación de cultivos ilícitos mediante aspersión aérea con glifosato en todo el territorio nacional, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), mediante Resolución 1214 de 2015, también ordenó la suspensión de las actividades de aspersión aérea de cultivos ilícitos, en virtud del principio de precaución.

Sin dejar de lado las metas de erradicación de cultivos ilícitos, el Gobierno Nacional ha puesto en marcha una estrategia que considera varias opciones como la erradicación manual voluntaria o forzosa, iniciativas de Pago por Servicios Ambientales y la lucha contra los motores de la deforestación, entre otras.

“Se tiene la meta de alcanzar la erradicación de 50.000 hectáreas este año. A hoy, hemos erradicado 15.000 hectáreas, consideramos que el proceso va por buen camino, especialmente si tenemos en cuenta que es la manera más sostenible de erradicar cultivos de coca en el país”, afirmó el ministro Murillo.

Image
Colprensa
Colprensa