Escuchar este artículo

No se han presentado acciones armadas en la primera semana del cese el fuego del Eln

Domingo, 12 de Abril de 2020
La Cerac asegura que durante este tiempo se presentaron tres acciones violentas que no tuvieron atribución a un grupo armado en específico.

Un primer informe de seguimiento al cese el fuego unilateral decretado durante un mes por la guerrilla del Eln, ante la crisis que vive el país por el coronavirus, da cuenta de que esta organización insurgente ha mantenido su palabra de no propiciar acciones armadas que puedan complicar aún más la situación en regiones como Norte de Santander.

Según el monitoreo hecho por el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), entre el primero de abril, día en que comenzó a regir el cese, y el ocho de este mismo mes, no se registraron actuaciones ofensivas atribuidas a esta guerrilla.

Sin embargo, la Cerac asegura que durante este tiempo se presentaron tres acciones violentas que no tuvieron atribución a un grupo armado en específico, pero que ocurrieron en zonas donde tiene presencia el Ejército de Liberación Nacional, razón por la cual los hechos deben ser objeto de verificación para descartar la eventual responsabilidad de esta guerrilla, toda vez que hubo seis víctimas.

Uno de esos episodios fue el secuestro, el pasado 31 de marzo en la tarde,  de dos auxiliares de Policía por parte de integrantes de un grupo armado no identificado, en la vía que de Teorama conduce a Ocaña.

“Hasta la fecha no se tiene información del paradero de los policías ni tampoco de que algún grupo haya reclamado autoría del secuestro. Desde 2018 Cerac registra presencia violenta del Eln, Los Pelusos y del grupo pos Farc frente 33 en Teorama”, señala el informe de monitoreo.

Un combate que no viola el cese

El Centro de Análisis reportó que en el periodo de observación se presentó un combate entre el Eln y el Clan del Golfo en zona rural de Bojayá (Chocó), el cual motivó el desplazamiento de varios integrantes de las comunidades indígenas Embera Dobida, Katío, Chamí y Guna Dule del resguardo Pichicora.

No obstante, para la Cerac este hecho no es violatorio del cese de hostilidades, pese a que el Gobierno Nacional considera que sí y que esta es la muestra de que la guerrilla no suspendió sus acciones.

Al respecto, los analistas argumentan que “un enfrentamiento por encuentro, un combate por iniciativa de otro grupo diferente al Eln o un enfrentamiento sin conocimiento del grupo que tomó la iniciativa, no se incluye como una violación del cese”.

Image
Colprensa
Colprensa