Escuchar este artículo

Nueva condena contra ‘Romaña’, negociador Farc

Viernes, 25 de Diciembre de 2015
La sentencia del 11 de diciembre de un juzgado del departamento de Cundinamarca lo condena un ataque a la población de Venecia.

Un juez de Colombia condenó a Edilson Romaña, negociador de la guerrilla Farc en el proceso de paz de Cuba, a 36 años de prisión por la toma del municipio de Venecia (centro) en 1997, y el homicidio de cuatro personas, informó este martes la Fiscalía.

La sentencia del 11 de diciembre de un juzgado del departamento de Cundinamarca - al que pertenece Venecia - condena a “Romaña” (Henry Castellanos Garzón) por “el ataque a la población por no menos de 100 hombres de los frentes 25, 53 y 55 de las Farc ”, según un comunicado de la Fiscalía.

“Romaña”, miembro de la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en los diálogos de paz con el gobierno que transcurren desde noviembre de 2012 en La Habana, es responsable del Bloque Oriental del grupo insurgente. Junto a él, fue condenado otro rebelde, Yesid Aguilar Garzón (“Abel Garzón”), por los mismos hechos.

Su participación en esos diálogos implican la suspensión de la aplicación de la condena dictada.

En el momento de la toma guerrillera, ambos “dieron muerte al agente de la policía Luis Abel García Pachón; al igual que al gerente del Banco Cafetero, Carlos Eduardo Mogollón Castro, porque se rehusó a abrir la bóveda de seguridad de la entidad”, señaló la Fiscalía.

“Igualmente, sacaron de su lugar de residencia a los hermanos Julio César y Martín Alfonso Figueredo Hernández, señalándolos de ser informantes del Ejército, para luego asesinarlos en vía pública con ‘tiros de Gracia’”, agregó el ente acusador.

La sentencia contra “Romaña” y “Abel Garzón” incluye además el pago de “50 salarios mínimos legales vigentes (unos 10.000 dólares) al momento de su cancelación a favor de los herederos de las víctimas”, en contraprestación por los “perjuicios morales” causados por estos delitos.

“Romaña” es considerado el creador de las llamadas “pescas milagrosas” en inmediaciones de Bogotá, donde rebeldes retenían a centenares de personas en las carreteras, y escogían a las de perfil económico más alto para secuestrarlas y cobrar rescate.

Por eso su ingreso como delegado insurgente al proceso de paz en Cuba generó revuelo en Colombia.

El líder guerrillero, integrante de la subcomisión técnica que discute temas como el cese del fuego bilateral y la dejación de armas, cuenta también con otros fallos judiciales adversos por secuestro.

*Bogotá (AFP)