Escuchar este artículo

OMS recomienda no hacer fumigaciones en lugares públicos para prevenir COVID-19

Martes, 19 de Mayo de 2020
La limpieza debe realizarse con un trapo impregnado con soluciones avaladas para este fin. 

La Organización Mundial de la Salud afirmó que la limpieza y desinfección de las calles y demás lugares públicos puede afectar la salud de las personas, en lugar de prevenir enfermedades como el Covid-19, debido a que "la acción del desinfectante se ve anulada por la suciedad".

La organización aseguró que "la limpieza ayuda a eliminar patógenos o reducir significativamente su carga en superficies contaminadas y es un primer elemento esencial paso en cualquier proceso de desinfección".

Es decir, la limpieza de superficies con agua y jabón o un detergente neutro, acompañado de alguna forma de acción mecánica como el cepillado, puede eliminar y reducir la suciedad, los desechos y materia orgánica como sangre, secreciones y excreciones, pero no mata microorganismos.

La OMS también sugirió que las soluciones desinfectantes deben prepararse y usarse de acuerdo con las recomendaciones del fabricante para el volumen y tiempo de contacto adecuado, pues una concentración demasiado alta o demasiado baja de estos puede reducir su eficacia.

"Las altas concentraciones aumentan la exposición a los químicos de los usuarios y también puede dañar las superficies. Se debe aplicar una solución desinfectante suficiente para permitir que las superficies permanezcan húmedas y sin tocar el tiempo suficiente para inactivar patógenos, según lo recomendado por el fabricante", recalcó.

La limpieza debe realizarse con un trapo impregnado con soluciones avaladas para este fin y no debe ser rociada a las personas, pues esto genera irritación en la piel y las mucosas, entre otros problemas de salud.

Vea También: Colombia presenta 640 casos nuevos y 21 fallecidos por coronavirus

Asimismo, la OMS sugiere que la capacitación del personal de limpieza debe basarse en las políticas del centro de atención de salud y directrices de cada país. El programa de entrenamiento debe incluir instrucciones sobre evaluación de riesgos y asegurar protocolos de desinfección segura, precauciones estándar y precauciones basadas en la transmisión.

"La limpieza debe progresar desde el área menos sucia hasta aquellas que tienen mayor polución. Use paños al comienzo de cada sesión de limpieza (por ejemplo, rutina diaria de limpieza en una sala de hospitalización general). Deseche las telas que ya no estén saturadas de solución desinfectante", manifestó la OMS.

En el caso de áreas consideradas como en alto riesgo de contaminación por el Covid-19 como los hospitales, se debe usar un nuevo paño para limpiar cada cama del paciente. Los paños sucios deben ser reprocesados adecuadamente después de cada uso y se requiere un espacio apto para la frecuencia de cambio de paños.

También se debe cambiar frecuentemente las soluciones detergentes o desinfectantes, pues con cada uso se contaminan más y en lugar e desinfectar, se adhieren virus y bacterias a otras superficies que requieran limpieza.

"Las soluciones deben desecharse después de cada uso en áreas con pacientes sospechosos / confirmados con COVID-19. Estas deben prepararse diariamente o para cada turno de limpieza. Los cubos deben lavarse con detergente, enjuagado, secado y almacenado para drenar completamente cuando no está en uso", enfatizó la OMS.

Por último, es muy importante  que se use el equipo de protección personal (EPP) apropiado para evitar exposición a sustancias químicas. En cuanto a las sustancias a base de cloro como el hipoclorito, deben ser disueltas en agua para desinfectar objetos sin que se disperse en el aire y afecte a los ciudadanos.

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda