Escuchar este artículo

ONU reiteró apoyo a los líderes sociales

Jueves, 26 de Julio de 2018
Naciones Unidas también manifestó su preocupación por el aumento de los cultivos ilícitos.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de la presentación del tercer informe sobre la implementación del acuerdo de paz con las Farc, reiteró su apoyo a este proceso pero manifestó su preocupación por el asesinato de líderes sociales y el aumento de los cultivos ilícitos.

El representante de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Jean Arnault, destacó el pacto de rechazo contra la violencia de los líderes sociales que firmaron el presidente Juan Manuel Santos y su sucesor Iván Duque, argumentando el relieve que se le ha dado en la sociedad a la situación que atraviesan los líderes.

“Las estimaciones del cultivo de coca siguen aumentando. Resulta desconcertante que algunos líderes comunitarios participantes en el programa voluntario hayan sido asesinados o amenazados por traficantes de drogas. Las familias también se han quejado de la falta de recursos para el programa y de demoras en la provisión de inversiones comunitarias y regionales complementarias para mejorar la infraestructura y hacer  frente a la pobreza rural”, dice el informe.

De acuerdo con el documento, las cifras son cada vez mayores en relación al cultivo de coca y la proliferación de grupos armados que compiten por el control de esas zonas, generando la violencia a la que son sometidas las comunidades.

Por ello se hace énfasis en la importancia de combatir el comercio de drogas como parte de las iniciativas de promoción de la paz, el desarrollo y el estado de derecho en las antiguas zonas de conflicto.

El vicepresidente de la República, Óscar Naranjo, en su intervención ante la ONU hizo un llamado al mundo para que la paz, como bien supremo y superlativo de una sociedad, sea cuidada y protegida.

“Somos conscientes de que hay una hoja de ruta que significa dar prioridad, primero a la protección de la vida en esas zonas, donde los líderes han comenzado a elevar su voz para participar de manera democrática. Segundo, se tiene que avanzar para lo que ha sido una tragedia histórica para Colombia: el narcotráfico”.

En ese sentido, Naranjo señaló que “quisiéramos decir que sin conflicto armado con las Farc, por primera vez en 35 años tenemos la oportunidad para que lejos de una estrategia de contención de los cultivos ilícitos, pongamos en marcha una estrategia de sustitución con efectividad”.

Image
Colprensa
Colprensa