Escuchar este artículo

Organizaciones alzan la voz a favor del impuesto saludable a las bebidas endulzadas

Lunes, 23 de Agosto de 2021
El fin de de este tributo es disminuir el consumo de estas bebidas y recaudar alrededor de 1,4 billones de pesos anuales para programas de agua potable y saneamiento básico y prevención de enfermedades no transmisibles.

Red PaPaz y varias organizaciones de la sociedad civil lanzaron una movilización ciudadana que busca presionar al Congreso de la República para que incluya el impuesto saludable a las bebidas endulzadas en la reforma tributaria que fue recientemente presentada por el Gobierno Nacional. 

A través de la plataforma Entre Todos, las personas podrán enviar un correo electrónico a los cerca de 90 congresistas de las Comisiones 3 y 4 de la Cámara y Senado, así como al ministro de Hacienda José Manuel Restrepo, expresando su apoyo a que Colombia cuente con un impuesto no menor al 25% a las bebidas endulzadas.

Según Red PaPaz, el fin de de este tributo es disminuir su consumo y recaudar alrededor de 1,4 billones de pesos anuales que podrán ser invertidos en programas de agua potable y saneamiento básico y programas para la prevención de enfermedades no transmisibles. 

Según la ONG, esta iniciativa va en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef de implementar cuatro políticas para detener los altos niveles de malnutrición (desnutrición, sobrepeso y obesidad), especialmente en niñas, niños y adolescentes. 

El consumo habitual de estos productos es la causa del 13% de mortalidad en diabetes y 5% por enfermedades cardiovasculares y reducen en casi 3 años la esperanza de vida. 

Adicionalmente, y de acuerdo con un estudio de la OCDE, las personas con obesidad tienen menor rendimiento académico y profesional y 8% menos de probabilidades de ser contratados. Así mismo, el estudio establece que los menores de edad obesos sufren discriminación y acoso en las escuelas. 

Red PaPaz recordó que Colombia está entre los países con mayores niveles de consumo de bebidas azucaradas, por encima de Uruguay y México. Así mismo, de acuerdo con la ENSIN 2015, 1 de cada 4 escolares entre 5 y 12 años tienen exceso de peso y el 56,4% de los adultos afrontan esta misma situación que está asociada al consumo habitual de bebidas y comestibles ultraprocesados. 

Al observar los datos a nivel territorial, la situación es igualmente preocupante, en todas las regiones, entre el 2010 y el 2015, creció significativamente la prevalencia de exceso de peso. Es así como el 62,5% de los territorios presentó mayores prevalencias con referencia al 2010. 

Para Carolina Piñeros Ospina, directora Ejecutiva de Red PaPaz, el impuesto saludable a las bebidas endulzadas es más necesario ahora por la situación de salud y pobreza de los colombianos, pero particularmente con las personas menores de 18 años. Esta es una urgente medida para el país.

Indicó que este gravamen es una medida costo efectiva que protege el interés general y a las poblaciones vulnerables encima de lo particular, pues tiene como objetivo la protección del derecho a la salud y la alimentación adecuada de todos los colombianos, beneficiando a cerca de 10.500.000 hogares colombianos.

La evidencia científica libre de conflicto de interés establece que con este impuesto, el Ministerio de Salud podría ahorrar alrededor de 25 billones de pesos anuales en atención de las enfermedades crónicas. Sólo la atención atribuible a la diabetes, relacionada con el consumo de bebidas azucaradas, fue cercana a 1,1 billones de pesos para el año 2020.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión