Escuchar este artículo

¿Por qué están amenazando a guardabosques de 17 parques?

Sábado, 24 de Febrero de 2018
La denuncia fue hecha por el Ministro del Medio Ambiente.

La explotación de rentas criminales versus la defensa de los recursos naturales y fundamentales para la vida.

Ese es el conflicto de fondo que hay detrás de la genérica denuncia que ha hecho el ministro de Ambiente de Colombia, Luis Gilberto Murillo Urrutia, sobre presuntas amenazas contra los funcionarios de por lo menos 17 parques naturales de Colombia.

El funcionario citó los nombres de cada una de las áreas protegidas en las que estarían ocurriendo esos hechos. Sin embargo, de los presuntos responsables de esas amenazas, que tampoco precisó, solo dijo que provienen de personas que están en oposición a la protección de estos ecosistemas y de grupos al margen de la ley.

En el tono propio de las declaraciones públicas, Murillo afirmó que su despacho, rechaza de manera “tajante y contundente este tipo de acciones en contra de nuestros funcionarios de Parques Nacionales Naturales y en general de cualquier funcionario que se encargue por la protección y conservación del ambiente”.

Acto seguido, les envió a estos ilegales un mensaje humanitario, para que “cesen su actuar y por el contrario valoren la vida y honra de quienes se encargan de cuidar el patrimonio ambiental de nuestras generaciones futuras”.

El tema, sin embargo, es más complejo de lo que señala el ministro.

Coca y especies amenazadas

En el listado de los guardabosques presuntamente amenazados figuran los empleados del Parque Nacional del Nudo de Paramillo, que en la historia del conflicto en Colombia es como una cicatriz que aún duele.

Allí se acumulan grandes cultivos de coca, que antes eran controlados por las Farc. Según lo indicó en 2017 la investigación “Presencia de grupos paramilitares y algunas de sus dinámicas en Antioquia”, elaborado por la Asociación de Víctimas y Sobrevivientes del Nordeste Antioqueño (ASOVISNA), la Corporación Jurídica Libertad (CJL), la Fundación Sumapaz y la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU) Nodo Antioquia.

La misma fuente añadió que luego del proceso de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos Calderón, esos territorios se los disputan las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), que hacen presencia en 16 de los 17 municipios de esa subregión.

La zona es, además, un corredor estratégico para el negocio del narcotráfico, pues se conecta con los departamentos de Córdoba y Urabá.

La riqueza ambiental

Detrás de esos intereses ilegales, se encuentra un parque de 460.000 hectáreas. El Parque Nacional del Nudo de Paramillo es, de acuerdo con datos oficiales, la décima área protegida más grande del país.

Geoestratégicamente es muy importante, por la influencia que tienen en ella las regiones naturales Caribe, Andina y Pacífica. En términos ambientales, su ubicación favorece la conectividad ecológica y la conservación de varios ecosistemas que le aportan a la biodiversidad y servicios ecosistémicos locales, regionales y nacionales.

Tan rica es, que en un escaso 10% de su extensión pueden encontrarse hasta 1.436 especies de flora y fauna, de las cuales 20 están en vía de extinción a nivel mundial. Esta zona alimenta la red hídrica de cuatro grandes cuencas del noroccidente colombiano: el río Sinú, San Jorge, el Cauca y el río Sucio.

Image
Colprensa
Colprensa