Por una confusión, asesinaron a un hombre

Martes, 27 de Octubre de 2020
Marcos Daniel Camargo fue asesinado a puñal por tres hermanos. En otro caso, hallaron un cadáver en descomposición.

Intentar salvar una vida le habría costado la suya a Marcos Daniel Camargo Sepúlveda, de 32 años, a quien tres hermanos a quienes conocen como Los Monquis asesinaron a puñaladas en Piedecuesta.

El lamentable hecho sucedió cerca de la 1:00 de la mañana en el barrio Villas de San Juan, en donde la intolerancia y los malos tragos hicieron de las suyas.

Primeras versiones indican que Daniel se habría percatado de que uno de Los Monquis tendría intención de quitarse la vida y se apuntaba con un arma de fuego. 

Así que valerosamente habría corrido a arrebatarle el arma y evitar el suicidio, pero el joven se habría negado.

Ambos comenzaron un forcejeo que, aparentemente, fue malinterpretado por los dos hermanos del supuesto suicida, quienes al ver la escena, habrían creído que Camargo quería asesinar a su familiar con el arma.

De inmediato, los hermanos corrieron a “defender su sangre” y a cuchillo atacaron a Daniel, quien recibió cinco puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

Malherido fue auxiliado y trasladado hasta el Hospital Local de Piedecuesta a donde llegó sin signos vitales.

Hermandad criminal

La rápida acción de la Policía permitió la captura de los tres hermanos, quienes fueron señalados por los testigos como autores del crimen. 

Justo cuando lo esposaban uno de ellos habría dicho a los uniformados. “¡Sí, lo matamos y lo pagamos con gusto!”.

Ahora deberán esperar para verle la cara a un juez y pagar el error que cometieron.

Hallazgo

En otros hechos, un fétido olor que se percibía en una zona boscosa en el sector conocido como Los Tanques en la manzana 27 del barrio Villa Rosa, al Norte de Bucaramanga, había sembrado dudas entre los residentes de la zona y entre quienes habían llegado para jugar partidos de microfútbol en la cancha aledaña.

Finalmente, un motociclista se decidió y le informó a una patrulla de la Policía sobre lo sospechoso del olor y la presencia de algunos gallinazos. Eran las 9:37 de la mañana cuando los uniformados del cuadrante decidieron adentrarse un par de metros entre la vegetación a un costado de la carretera y se encontraron con una macabra escena. 

Cubierto con maleza se encontraba el cadáver en avanzado estado de descomposición, de un hombre que hasta ayer no había sido identificado.

La escena fue acordonada alrededor por varios metros, mientras el CTI acudía a realizar el levantamiento, entre tanto algunos curiosos se asomaban para tratar de ver que ocurría, mientras que en la cancha el partido continuó y sólo se detuvo un momento cuando salían con el cuerpo envuelto en plásticos.

Todos rumoreaban acerca de la víctima, pues pese a que estaba casi irreconocible, aseguraban que por las prendas de vestir, nadie logró identificarlo. 

Al parecer, no era de por ahí decían. El sujeto vestía bermuda impermeable de colores azul. blanco y rojo, tenis blancos y una camiseta blanca del Atlético Bucaramanga. Tenía tatuajes en sus piernas, en la izquierda era un escudo del equipo deportivo bumangués del que al parecer era hincha ferviente.

Estaba tirado bocabajo entre la maleza, como si hubiese sido arrojado desde la vía y cubierto con las ramas.