Escuchar este artículo

"Presencia de 'El Paisa' en La Habana demuestra control sobre todos los frentes"

Miércoles, 4 de Mayo de 2016
Santos reiteró que los guerrilleros que se desmovilicen no van a recibir un sueldo de 1.800.000 pesos.

El presidente Juan Manuel Santos señaló durante la mañana de este miércoles varios aspectos relacionados con el proceso de paz con las Farc y el Eln. Uno de ellos fue la llega de Hernán Darío Velásquez, alias ‘El Paisa’, cabecilla de la columna móvil Teófilo Forero, a La Habana.

El mandatario resaltó, entrevista con Caracol Radio, que ese nuevo integrante de la mesa de negociación es una demostración de que hay control en todos los frentes.

“Habían dicho que Teófilo Forero se iba a quedar delinquiendo por fuera por fuera de las Farc. Cuando dijeron ‘El Paisa’ va para La Habana, yo dije, esta es la demostración real de que aquí hay comando y control sobre todos los frentes y qué bueno que vaya y se comprometa  en este proceso”.

Santos señaló también, que “Uno tiene que tragarse muchos sapos, y me he tragado muchos sapos pero es que la paz está por encima de ese tipo de sentimientos…, a mucha gente le parece terrible que ‘El Paisa’ esté en La Habana, pero más terrible sería que se quedara en Colombia cometiendo todo tipo de atrocidades. La paz se hace es con los enemigos”.

Apropósito del tema, el presidente reiteró que los que se desmovilicen no recibirán un sueldo de 1.800.000 pesos; que el grupo sí dejará las armas y que no habrá impunidad.

"No es el camino más apropiado"

El mandatario dijo respecto a la demanda presentada por el exfiscal Eduardo Montealegre ante la Corte Constitucional que con ella se pretende darle un rango de acuerdo especial dentro de las Convenciones de Ginebra a lo que se negocie con las Farc; pero que al pasar esto, él como presidente podría perder facultades para solicitarle ese rango al Gobierno de Suiza, por ello, dijo, prefiere seguir como hasta ahora se ha hecho.

“La demanda es audaz y válida porque la Corte puede tomar la decisión que estime conveniente. Pero desde lo que estoy buscando, que los colombianos tengan la última palabra, me parece que no es el camino más apropiado”, dijo el mandatario.

Así mismo, afirmó que frente a la posibilidad de que las Farc se presenten en una audiencia pública que convoque la Corte en el marco de la demanda del exfiscal contra los puntos del acuerdo, preferiría que fuera algún representante jurídico del grupo.

“No creo que sea conveniente entre otras cosas, porque deben estar desarmados para poder participar en la vida política del país. Pero, no vería con malos ojos que representantes de ellos asistieran y expresarán su punto de vista porque al fin y al cabo es parte del proceso. Eso no me parece nada inconveniente”, dijo.

No le puse tiempo al plebiscito

En cuanto al plebiscito, reiteró que no hay motivo para que la Corte Constitucional no lo apruebe y recalcó que él no le puso fecha límite a la consulta, sino simplemente dio un ejemplo diciendo que si se aprobara en junio se podría hacerse en septiembre, teniendo en cuenta todo el procedimiento que debería adelantar la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Secuestro no hace parte de las reglas de la guerra

Sobre el proceso con el Eln el mandatario reiteró que es necesario que dé muestras de paz para continuar con el proceso y que sin la liberación de los guerrilleros no se iniciará la fase pública.

“Ellos dicen que el presidente es el que ha puesto las reglas de juego de dialogar en medio del conflicto lo cual es cierto,  pero las guerras tienen sus reglas y dentro del Derecho Internacional Humanitario está estipulado que el secuestro no hace parte de las reglas”, dijo.

Y afirmó: “Ojalá  entren en razón, que puedan hacer coincidir los tiempos en la terminación del proceso con las Farc en su parte de  implementación para que coincidan por ejemplo, en la justicia transicional. (…). Entonces; tarde o temprano, espero que más temprano que tarde, tienen que confluir los dos procesos y eso también se conversó con el Eln”.

Apoyo de Estados Unidos a la paz

De cara a las elecciones de Estados Unidos, el presidente señaló que no importa quién llegue a la presidencia porque el compromiso de ese país con el apoyo a la paz continuará.

“El Senado en forma unánime emitió una resolución apoyando el proceso de paz. ¿Qué significa eso? que el Plan Colombia fue bipartidista y el Paz Colombia  va a ser bipartidista y eso es una gran noticia porque no importa quién asuma la presidencia de Estados Unidos”, dijo.

Pero sobre el posible perdón presidencial para que liberen a Simón Trinidad como lo ha pedido el grupo insurgente dijo: “Esa es una decisión que le pertenece al gobierno norteamericano y no tengo información sobre qué va a hacer con Simón Trinidad cuando termine el proceso”.

Los opositores al proceso

Por último el mandatario también se refirió a los opositores del proceso de quienes dijo: ellos son quienes quieren que el plebiscito se pierda. En cuanto a la persona que pueda llegar a la presidencia en 2018 Santos señaló:

En el caso del Procurador Alejandro Ordóñez, dijo: “Él tiene una forma de pensar muy clara, y todo lo que hemos hecho en el proceso lo ha venido atacando.  (…) Tiene una posición mucho más política y se ha aliado con quienes no les gusta este proceso”.

En cuanto a su reemplazo, y en especial refiriéndose a la posibilidad de que sea el vicepresidente Germán Vargas Lleras afirmó: “No me cabe la menor duda que haría una gran labor, como lo harían otros". Pero aseguró que sea él u otra persona "El proceso es imparable. (…) Nadie va a ser tan miope como para echar el proceso para atrás".  

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas