Escuchar este artículo

Reclutamiento de menores, inocultable: Duque

Lunes, 27 de Julio de 2020
Gobierno responde a vicepresidenta del Senado.

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, aseguró que nadie puede ocultar  la verdad sobre el reclutamiento armado de menores de edad, que ha golpeado al país desde hace varias décadas.

“Nadie puede pretender ocultar esa verdad ni tampoco tenemos paciencia eterna para esa verdad porque no estamos hablando de asuntos que requieran sofisticación en las investigaciones porque ese reclutamiento fue ostensible ante los ojos del pueblo colombiano.  Esperamos que la justicia no solamente llegue a esa verdad sino que los máximos responsables de esos delitos le respondan a Colombia”, señaló el presidente en el marco de la sanción de la ley que rinde honores a quienes participaron en la Operación Jaque.

El pronunciamiento del mandatario se da a raíz de unas declaraciones de la senadora de las Farc, Sandra Ramírez, quien señaló que al interior de la antigua guerrilla no existía una política de reclutamiento de menores de edad.

Duque también aseguró que el país requiere que se le diga la verdad, que se haga justicia y que exista reparación, pero que además no exista la repetición por parte de quienes flagelaron por décadas al pueblo colombiano. “Eso implica que se conozca toda la verdad sobre el reclutamiento de menores  y que también  se impongan las sanciones ejemplarizantes  a la luz del derecho internacional”, indicó.

El presidente recordó que las víctimas de los grupos armados necesitan ser reparadas por los daños que sufrieron. Dijo que no pueden esperar mucho más tiempo a que sus victimarios entreguen los bienes.

“El reclutamiento de menores ha sido uno de los flagelos  más dolorosos que ha visto nuestro país, niños despojados  de su ingenuidad, niños despojados de transparencia, niños despojados del afecto familiar, convertidos en máquinas de guerra, lavándoles el cerebro y llevándolos a situaciones  oprobiosas”, añadió Duque.

Apoyo a la JEP de la Unión Europea

Unos 3,5 millones de euros (14.700 millones de pesos) es el valor del proyecto con el que la Unión Europea apoyará a la Jurisdicción Especial para la Paz, con el que busca fortalecer su capacidad de investigación y producción de resultados durante los próximos 18 meses.

El proyecto ofrece apoyo técnico y recursos humanos para que la JEP pueda llegar a regiones apartadas y promover la participación de las víctimas y pedagogía en las comunidades que sufrieron el conflicto armado interno.

También se orienta a reforzar equipos estratégicos de la JEP y fortalecer las capacidades de recopilación, análisis y contrastación de información que permitan producir resoluciones de conclusiones y también abrir nuevos casos en el corto plazo.

“Valoramos profundamente el trabajo de la JEP, un sistema innovador que es pieza fundamental para la paz y la reconciliación en el país basado en los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición. Un sistema que nos proyecta a una justicia diferente a la que acostumbramos, una justicia esencialmente restaurativa y reparadora, donde su valor radica en garantizar la verdad plena y los derechos y la dignidad de las víctimas. Un sistema que se convierta en referencia para otros procesos de paz en el mundo”, afirmó la embajadora de la Unión Europea en Colombia, Patricia Llombart.

Lea También: La espada de Simón Bolívar ahora en la Casa de Nariño

La iniciativa también apoyará el diseño de un sistema de monitoreo y vigilancia de las sanciones y el seguimiento de las decisiones judiciales que se adopten. La JEP escuchará y consultará con los actores sociales e institucionales en las regiones de Colombia para conocer sus expectativas y propuestas para orientar el diseño y la aplicación del monitoreo de sanciones.

“El trabajo de la JEP y las otras instituciones del Sistema de Justicia Transicional en la construcción de la paz en Colombia está siendo esencial. El de la JEP es una labor relativamente nueva con grandes desafíos con macro casos de gran importancia, como el del secuestro, con un número muy importante de víctimas que han sido acreditadas. Observamos con admiración esta justicia en el contexto de una Colombia que tiene la oportunidad de una paz valiente con la reconciliación como motor”, agregó la embajadora Llombart.

El proyecto será implementado por el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ) quienes, además de su experiencia y trabajo en Colombia desde 2005, ofrecerán acompañamiento y asesoría internacional, siempre con el objetivo de fortalecer los mecanismos nacionales para la protección de los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación, y lograr un mayor conocimiento y diálogo en torno a la justicia transicional.

El nuevo aporte a la paz de Colombia se suma a los apoyos de la Unión Europea a las otras instituciones del Sistema Integral de Justicia Transicional (Comisión de la Verdad y Unidad de búsqueda).

Image
Colprensa
Colprensa