Escuchar este artículo

Salario mínimo 2023: aumento podría ser alto, pero no sería conveniente

Se presagia que el incremento podría estar bordeando el 20 por ciento.

 Este año, la discusión sobre el aumento del salario mínimo, que suele ocupar todo el mes de diciembre, se adelantó para septiembre. Expertos comenzaron desde ya a hacer sus vaticinios sobre un incremento que, de acuerdo con todos los indicios, podría ser alto.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El alto costo de vida, que este año se disparó a niveles que no se veían desde hace más dos décadas, y la llegada de un gobierno de izquierda, hacen presagiar un aumento que podría estar bordeando el 20%.

Si un Gobierno afín a la derecha hizo un aumento de dos dígitos, con el que el mínimo llegó a un $1 millón de pesos más en el año 2022, con un gobierno de izquierda el aumento para el 2023 sería inevitablemente superior, es la reflexión que hacen los expertos. Pero eso no signifa que sea buena idea, es su advertencia.  

Hasta ahora, las centrales obreras y el nuevo gobierno, con la ministra de trabajo Gloria Inés Ramírez  a la cabeza del sector, una líder que viene del sindicalismo, han mantenido prudencia por ahora, pero cuando llegue el momento, la discusión seguramente será dura.


Lea aquí: Tarde de terror por masacre en Cúcuta


Y eso sin contar que este año, también podrían incorporarse a la discusión temas como la reforma tributaria y la próxima reforma laboral, ambos cambios que inevitablemente impactarán a los empresarios.  

En un reciente pronunciamiento, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, planteó la hipótesis de  que el aumento para el próximo año estuviera por el 20% o el 25%. Ante algunas versiones de medios, que, según dice, lo sacaron de contexto, aclara que no es que él lo esté proponiendo. Por el contrario, lo que ha hecho es advertir sobre ese posible escenario.

“Nosotros obviamente estamos en contra de que el aumento sea muy grande porque hay que pensar, no solamente en las personas que actualmente están en el empleo formal, sino en aquellos, la gran mayoría que son el 63% de los colombianos, que no tienen acceso a un empleo formal. Ojalá se pueda pensar en cifras muy moderadas para el aumento del salario mínimo”, dijo el director de Fedesarrollo, quien a finales de octubre espera presentar una estimación oficial.


Lea también: Cúcuta va por el camino ideal en la sustitución de cultivos ilícitos


Según argumentó, un aumento grande “sería un desastre” desde el punto de vista de la recuperación del empleo, pues si bien Colombia ha tenido un buen crecimiento económico, la tasa de desempleo en el país está en el 11%, lo que quiere decir que aún no se recuperan ni siquiera los niveles de prepandemia. Los argumento en contra de un aumento alto también fueron presentados por Fedesarrollo el año pasado, cuando el gobierno de Ivan Duque hizo un aumento al mínimo del 10%.

“La advertencia que nosotros lanzamos en diciembre del año pasado, al final se materializó. Nosotros dijimos en que aumentos muy grandes pueden hacer más lenta la recuperación del empleo y generar presiones inflacionarias. En efecto, la economía creció al 12% en el segundo trimestre de este año, pero el desempleo está al 11% y una inflación que desborda el 10%”, explicó Mejía.  

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa
Lunes, 29 de Agosto de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión