Escuchar este artículo

Se destraba el trámite de la JEP en la plenaria del Senado

Martes, 7 de Noviembre de 2017
El nuevo quórum para aprobar el articulado son 45 votos y no 52.

Un total de 12 impedimentos fueron aprobados en la plenaria del Senado, los que llevaron a replantear el quórum de los votos necesarios del articulado de la Justicia Especial de Paz (JEP), en esa corporación, la cual arrancó ya de lleno la discusión de la norma que es fundamental para que comience a operar esta justicia transicional.

El expresidente Álvaro Uribe argumentó no poder participar en el debate de la JEP porque en la norma se hace referencia a los expresidentes de la República, mientras que los demás que se declararon impedidos aseguraron que se apartaron por tener familiares condenados por vínculos con grupos paramilitares, sindicados o investigados por delitos graves.

Esta ley por ser estatutaria debería contar con la mayoría calificada, es decir 52 votos de los 102 senadores, pero como hay tres sillas vacías (congresistas que no son reemplazados), y los impedimentos aprobados, el mínimo bajó a 45.

En tal sentido hizo la aclaración el presidente de la corporación, Efraín Cepeda, quien precisó que el quórum no puede ser el mismo y por eso se corrige hacia abajo. Esa consideración molestó al Centro Democrático, que acusó a Cepeda de querer acomodar la norma para favorecer al gobierno.

En medio de la discusión se dieron algunos momentos de tensión, por ejemplo cuando los asistentes a las barras que tenían avisos en contra de los congresistas que negaban la ley, como también desde el uribismo se gritó de forma insistente a los voceros de las Farc para que no hablaran.

La prohibición a los jefes de las Farc para que hagan política desde el Congreso, se convirtió en el tema central de la discusión. Y fue el Partido Conservador el primero que advirtió que acompañaría la ley, pero con un condicionamiento.

En tal sentido, el senador y vocero Juan Diego Gómez señaló que “el propósito más elevado de las negociaciones de paz fue la participación política de los guerrilleros desmovilizados, cambiando sus balas por votos, como ha sido dicho por integrantes del gobierno y varios analistas políticos. No obstante, desde el Partido Conservador nos vemos en la obligación de exigir que quienes deseen participar en política deben someterse de manera previa a la Justicia Especial para la Paz, habiendo así establecido su compromiso con la reparación de las víctimas y el cumplimiento de las penas que fueren impuestas”.

De la misma forma el senador Gómez indicó que los conservadores esperan que haya plena garantía jurídica para los militares, policías y agentes del Estado, “preservando su derecho a un juicio equitativo, equilibrado, ajustado al debido proceso y que proteja sus derechos fundamentales. Ellos no pueden ser sujeto de persecución, y deben verse restablecidos sus derechos civiles y políticos,  en concordancia con las reglas establecidas para los dirigentes de las Farc y sus combatientes”.

A su turno, el senador de Cambio Radical Carlos Fernando Galán, coincidió con el conservatismo para que las Farc pasen primero por la JEP, y luego si vayan sin problema a ocupar curules en el Congreso de la República.

La participación de las Farc en política la hizo el senador Roosvelt Rodríguez, quien sostuvo que esa posibilidad ya está incluida en la reforma constitucional que se tramitó y aprobó en el Congreso. “En el artículo 20 del acto legislativo está consagrado y no admite que se reforme por una ley estatutaria como pretenden muchos ahora acá”.

Una posición similar defendió el ponente del proyecto, senador Horacio Serpa, quien consideró que no hay problema para que los jefes de las Farc lleguen al Congreso de la República.

Para el miércoles se espera la intervención en la plenaria del fiscal, Néstor Humberto Martínez, quien manifestará qué dudas tiene aún sobre el articulado.

De la misma forma se espera empezar a votar el articulado, el proyecto tiene 169 artículos de los cuales cerca de 100 no tendrían mayor discusión y se votarían en bloque.

No participarán

Al aceptarles sus impedimentos, los siguientes senadores no participan en los debates de la JEP.

  • Álvaro Uribe (Centro Democrático)
  • María del Rosario Guerra (Centro Democrático)
  • Honorio Henríquez (Centro Democrático)
  • Paola Holguín (Centro Democrático)
  • Andrés García Zuccardi (Partido de la U)
  • Antonio Guerra (Cambio Radical)
  • Julio Miguel Guerra (Opción Ciudadana)
  • Mauricio Aguilar (Opción Ciudadana)
  • Teresita García (Opción Ciudadana)
  • Olga Suárez Mira (Partido Conservador)
  • Yamina Pestana (Partido Conservador)
  • Adia Blel (Partido Conservador)
Image
Colprensa
Colprensa