Sector privado en Colombia podría comprar vacunas anticovid

Martes, 6 de Abril de 2021
La primera condición del Gobierno a los privados es que las vacunas que adquieran deben contar con la Autorización Sanitaria de Uso de Emergencia por parte del Invima.

El Ministerio de Salud y Protección Social publicó el borrador de la resolución en la que se establecen los requisitos para la adquisición e importación de vacunas contra la COVID-19 por parte de personas de derecho privado.

Según indica el borrador, el objetivo de permitir vacunaciones adicionales “es apoyarse en la capacidad y disposición de agentes adicionales al Gobierno Nacional para avanzar en el objetivo último de superar la pandemia a través de una inmunización general de la población”.

Así las cosas, el texto indica que las personas de derecho privado podrán negociar, adquirir e importar al territorio colombiano vacunas contra el covid-19, bajo el cumplimiento de una serie de condiciones.

La primera condición es que las vacunas que se adquieran deben contar con la Autorización Sanitaria de Uso de Emergencia por parte del Invima, de acuerdo a lo dispuesto en el Decreto 1787 de 2020.

Los privados también deben “garantizar la aplicación de las vacunas importadas en prestadores de servicios de salud o en espacios diferentes a estos, que tengan el servicio de vacunación habilitado”.

Se establece además que los privados deben garantizar las condiciones necesarias para la conservación de las vacunas y contar con una póliza todo riesgo que cubra los biológicos durante el tiempo que estos tengan la custodia de las vacunas. Además, deben garantizar que el procedimiento de aplicación cumpla con los lineamientos establecidos por el Ministerio de Salud.

El borrador del decreto también plantea que los privados deben asumir todos los costos de la vacunación, incluidos los costos de importación y aplicación de los mismos.

De hecho, el texto dice que las vacunas no podrán ser comercializadas, sino que deben ser aplicadas de manera gratuita a las poblaciones definidas con el Ministerio.

“El proceso de inmunización que se adelante con las vacunas adquiridas por las personas de derecho privado deberá efectuarse a cero costos para los beneficiarios de su aplicación”, indica el borrador.

Señala también que los privados deben garantizar el diligenciamiento del consentimiento informado, definido en el marco del plan de vacunación, además de establecer el procedimiento y asumir el costo del registro de las personas vacunadas en la plataforma del PAIWEB 2.0.

El texto también dice que los privados deben radicar en el Ministerio de Salud y Protección Social el Plan de Vacunación que seguirán con las vacunas adquiridas.

Entre otras cosas, el documento indica que para aplicar las vacunas, los privados no podrán disponer de la capacidad de los prestadores de servicios de salud que se está usando en el plan nacional de vacunación, sino que deben usar una red ampliada y ya existente para vacunar.

Además, los lugares donde se vaya a vacunar deben tener la habilitación y aprobación por parte de las secretarías de salud y serán los departamentos y distritos los que vigilarán que se cumplan las condiciones de almacenamiento, distribución y aplicación de las vacunas contra la COVID-19.

El borrador establece que “las personas de derecho privado que negocien y adquieran vacunas contra el covid-19 con recursos de naturaleza privada serán directos responsables por los términos de la negociación y por los compromisos que se adquieran producto de la misma”.

En cuanto a los precios, se establece que se debe seguir el artículo 88 de la Ley 1438 de 2011, modificado por el artículo 71 de la Ley 1753 de 2015, “que establece que los precios resultantes de las negociaciones centralizadas serán obligatorios para los proveedores y compradores de medicamentos, insumos y dispositivos de servicios de salud y estos no podrán transarlos por encima de aquellos precios”.

Y en lo referente al reporte de eventos adversos, el borrador indica que quienes presenten reacciones adversas deben ser atendidos de acuerdo a su aseguramiento en salud, es decir, por el Sistema General de Seguridad Social en Salud o por los regímenes especiales y de excepción. Además, el caso debe ser reportado a los sistemas de vigilancia de eventos adversos.

El borrador de la resolución estará publicado para comentarios y observaciones hasta las 5:00 p.m. del viernes 9 de abril de 2021.

Bogotá tendría esquema 4x3: cuatro días sin restricciones y tres de cuarentena

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció las medidas acordadas con el comité epidemiológico nacional, con el fin de mitigar el impacto de la tercera ola del Covid-19 en la ciudad. Y aunque las medidas ya fueron discutidas con el comité, están sujetas a la aprobación final del presidente Iván Duque, aprobación que se espera en la tarde de este lunes.

Así las cosas, si las medidas son aprobadas por el Presidente de la República, Bogotá tendrá pico y cédula desde hoy hasta el próximo 19 de abril. Sin embargo, la capital no tendría toque de queda entre las 12:00 de la medianoche y las 5:00 de la mañana, como recomendó el Gobierno Nacional en la circular emitida este domingo.

Lo que sí aplicaría en la ciudad sería un esquema de 4x3, es decir, cuatro días de trabajo y estudio y tres días de cuarentena general. Bogotá tendría cuarentena total desde las 10:00 de la noche del jueves 8 de abril hasta las 4:00 de la mañana del lunes 12 de abril. Posteriormente, volvería a aplicar una cuarentena total desde las 10:00 de la noche del jueves 15 de abril hasta las 4:00 de la mañana del lunes 19 de abril.

“De esta manera, tendremos cuatro días de trabajo y estudio bioseguro y tres de cuarentena. Se restringirá el ingreso y salida de vehículos a Bogotá en coordinación con los administradores de peajes en las entradas y salidas de la ciudad. Serán siete días de cuidado efectivo para lograr mitigar el incremento del contagio y la ocupación UCI”, afirmó la funcionaria. Aunque las medidas, de las que todavía se espera la aprobación final del presidente, regirán hasta el 19 de abril, el próximo lunes 12 de abril se realizará otra reunión con el comité epidemiológico nacional para revisar y ajustar las restricciones en caso de ser necesario.

Según la alcaldesa, estas medidas son necesarias ante el crecimiento al 67% en la ocupación de UCI y ante el incremento de la positividad en las pruebas, que pasó del 10% al 20% en tan solo una semana, por lo que las medidas tempranas buscan mitigar los efectos más complejos de la tercera ola del virus. Además, la funcionaria anunció que la ciudad activará todos sus equipos de salud para la aplicación masiva de pruebas. La capital espera pasar de 11.000 pruebas diarias a 20.000 pruebas diarias, con resultados en máximo 48 horas para detectar a tiempo los contagios y garantizar el aislamiento.

Image
Colprensa