Escuchar este artículo

Temor por sectas satánicas, tras asesinato de un joven

Viernes, 7 de Abril de 2017
17 años de edad tiene el confeso asesino de su amigo, de 16.

Repudio y preocupación generó el asesinato de un joven, de 16 años, quien de acuerdo con la investigación adelantada por la Policía y el CTI, fue atacado con un cuchillo y luego sepultado en una fosa común, tras un ritual satánico en zona boscosa del municipio de Piedecuesta.

El protagonista de esta macabra historia, que tiene en alerta a las autoridades,  es un joven, de 17 años, quien fue capturado en el barrio La Joya, en Bucaramanga, por homicidio agravado.

Según el expediente de la investigación, el pasado 3 de enero, en zona boscosa del barrio San Jorge, el ahora detenido, atacó con un cuchillo a quien fuera su amigo, en cumplimiento, al parecer, de pacto satánico, según registra la investigación judicial.

El asesinato estuvo oculto hasta el pasado jueves, cuando un testigo se acercó a la Fiscalía para dar la ubicación del sitio exacto donde estaba el cadáver. Esta persona narró, según él, los móviles del homicidio.

“Comentó que lo había matado porque el diablo le estaba pidiendo un alma a cambio de  $15 millones”, le dijo el testigo a las autoridades.

La investigación

La fosa del joven asesinado fue hallada en zona boscosa del barrio San Carlos.

El cadáver fue exhumado y al presunto homicida lo capturaron.

Sin embargo, entre la comunidad y diferentes sectores sociales, hay temor ante la posible proliferación de sectas satánicas, que estén reclutando menores para cometer actos atroces como el ocurrido.

Una de las voces de preocupación por esta situación, fue la del sacerdote Mario Cárdenas, teólogo con licenciatura en filosofía y actual diputado de Santander.

“Es un tema que debe ser materia de investigación por parte de la Sijín y la Fiscalía, porque no podemos permitir que líderes que estén dentro de estas sectas satánicas vayan induciendo más a los jóvenes, para que terminen cobrando la vida de una persona que no tiene nada que ver con esos asuntos”.

Aunque aparentemente el joven homicida actuó solo, sin el apoyo de una secta, la Fiscalía, la Sijín y la Policía de Infancia y Adolescencia, avanzan en la investigación.

Las sectas

Aunque no están identificadas, no se sabe dónde se reúnen, ni quiénes son sus integrantes.

“Las sectas satánicas tienen un ritual, un protocolo una serie de definiciones. Un miembro de la secta es quien la dirige. Es una persona antisocial, que bajo los efectos de todo tipo de drogas, hace que el sentido de conciencia se pierda”, explicó el padre Mario Cárdenas.

Image
Colprensa
Colprensa