Escuchar este artículo

Trazan hoja de ruta para los usuarios de Medimás

Jueves, 4 de Octubre de 2018
Luego de revocatoria de venta de la Eps Cafesalud. 

Un nuevo capítulo de la crisis de la salud se vive desde el miércoles tras la decisión de revocar la venta de Cafesalud EPS, hoy Medimás EPS, debido a reiterados incumplimientos económicos de los compradores y múltiples problemas en la atención a los usuarios.

La decisión, que fue adoptada por la agente interventora de Saludcoop EPS, Ángela María Echeverri, tras la solicitud de varios organismos de control, entre ellos la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, deja en vilo a los 4,2 millones de usuarios que tiene Medimás, EPS que viene operando desde el primero de agosto de 2017 cuando asumió la atención de los usuarios de Cafesalud, en medio de controversias y denuncias por el proceso de compra.

Ángela María Echeverri anunció que “la decisión que tomamos la hacemos de manera responsable, teniendo presente la vida y la salud de las personas. Uno puede dar plazo para pagar los abonos, los créditos, pero lo que ha ocurrido en estos últimos días, donde nos han cerrado ocho clínicas, nos lleva a tomar esta decisión”.

Ante esta medida, el presidente de la EPS Medimás, Néstor Orlando Arenas, rechazó la revocatoria de venta asegurando que ni la Procuraduría General ni la agente interventora tienen la potestad para tomar este tipo de decisiones y lo que hacen es generar un “pánico” y riesgo en los usuarios de la entidad.

“La EPS advierte que el procurador y la agente liquidadora de Saludcoop no tienen la competencia para este tipo de decisiones, pues son de resorte de la Superintendencia de Salud y de las autoridades judiciales. Por el contrario, este tipo de pronunciamientos generan un pánico y un riesgo en la prestación del servicio a los más de 4.2 millones de afiliados con los que cuenta la aseguradora”, indicó Arenas.

En ese sentido, el directivo de la EPS reconoció que la operación recibida de Cafesalud  “no daba las garantías plenas de prestación de servicios a los afiliados” y que las dificultades de Medimás son el reflejo de las problemáticas del sector de la salud en el país, del cual no está exenta ninguna entidad.

Este jueves se cumplió una reunión entre el procurador  Fernando Carrillo; el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe; el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal; el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret; y representantes de varias EPS, quienes trazaron una hoja de ruta para atender a los usuarios de Medimás.

“Reiteramos que los 4,2 millones de afiliados de Medimás están cubiertos y seguirán asegurados y recibiendo los servicios y la atención en salud a la que tienen derecho por mandato constitucional. El Ministerio de Salud, adoptará  las medidas de regulación y coordinación necesarias para garantizar la atención de los afiliados a la EPS, la continuidad del servicio y la calidad en la atención en salud a que tienen derecho”, indicó Uribe.

Hicieron un llamado a  los afiliados a la EPS para que mantengan la calma ya que el sistema de salud tiene suficiente capacidad de reacción frente a las dificultades que pueda tener uno de sus aseguradores.

La Superintendencia Nacional de Salud adelantará un programa especial de vigilancia para la garantía de la calidad y la continuidad del servicio. Además, adoptará y divulgará el plan de contingencia que garantice el aseguramiento y la continuidad de los afiliados a Medimás”, manifestó el superintendente Aristizábal.

El defensor del Pueblo, Jorge Negret dijo que “lo que pasa en la salud es una vagabundería criminal que atenta contra la vida de los colombianos. No podemos seguir diciéndonos mentiras en lo que tiene que ver con este tema. No es posible que los colombianos se acerquen a la Defensoría, a la Personería, a la Procuraduría para que les presentemos tutelas porque no les dan el servicio. De modo que es el momento de parar y de que el sistema funcione. Nuestra única intención siempre ha sido garantizar el derecho a la salud de los afiliados”, indicó Negret.

Image
Colprensa
Colprensa