Escuchar este artículo

Uso de glifosato con drones tiene bajos riesgos en salud pública: Minsalud

Jueves, 6 de Septiembre de 2018
El ministro indicó que el dron no se eleva a más de un metro sobre la mata. 

El Ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, aseguró en la Comisión Segunda del Senado que los riesgos para la salud por fumigar con glifosato, mediante drones, son mitigables; esto frente a la técnica de aspersión aérea. 

“Es de bajo riesgo para la salud pública porque es similar o análoga al uso comercial de este herbicida en la actividad agrícola, que hoy es permitida y generalizada en el país”, indicó Uribe quien además aseguró que esta técnica es más segura frente a la fumigación que se realiza con aspersión aérea, la cual tuvo un pronunciamiento de la Corte Constitucional en 2015 con un principio de precaución. 

En ese sentido, el ministerio indicó que ha acompañado la demostración del piloto experimental que la Policía Antinarcóticos realizó en Tolima donde se pudo evidenciar que el dron no se eleva a más de un metro sobre la mata. 

“El dron vuela medio metro o un metro por encima del punto más alto de la mata, y no más arriba. Y tiene una precisión en la tecnología que se usa para que la aplicación esté circunscrita a las matas que están debajo en ese punto donde vuela el dron”, explicó. 

Frente a ese escenario Uribe advirtió que el herbicida mantiene riesgos inherentes, como el de otras sustancias agroquímicas por lo que los riesgos son los mismos aunque controlables, y lo que cambia es la forma de su aplicación. 

El jefe de la cartera de Salud también resaltó que en este escenario “no hay un potencial impacto sobre comunidades u otros civiles o personas que son el objeto de interés de la defensa de la salud pública, como sí se da en otras técnicas y que fue lo que llevó al principio de precaución de la Corte”. 

En ese sentido, aseguró que la responsabilidad del Ministerio en materia de salud pública es usar la mayor evidencia científica disponible para aclarar este tipo de polémicas y avanzar en las medidas requeridas, sensatas y de criterio que protejan la salud. 

“Su uso bajo condiciones estandarizadas con drones, a una altura de un metro máximo por encima de la mata, no debe generar un riesgo de salud pública distinto a aquel que podemos mitigar sobre el operador”, explicó Uribe.

Image
Colprensa
Colprensa