Escuchar este artículo

Vamos a tener tres meses muy delicados por ‘El Niño’: Minambiente

Miércoles, 30 de Diciembre de 2015
Gabriel Vallejo expresó que en el primer trimestre de 2016 habrá temperaturas por encima de los 34 °C.

El ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo López, le recordó al país que el fenómeno de ‘El Niño’ llegó a su fase máxima de maduración, situación que desatará altas temperaturas en varios departamentos del país, especialmente de las zonas Andina y Caribe, en donde se podrán presentar desabastecimientos de agua e incendios forestales.

En este sentido, el jefe de la cartera ambiental le pidió al país ahorrar el recurso hídrico y la energía, además de tomar las medidas preventivas a las que haya lugar para evitar conflagraciones que en lo corrido del 2015 han arrasado con más de 100 mil hectáreas de vegetación.

En diálogo con Colprensa Vallejo hizo un balance sobre su gestión en lo corrido del año, al tiempo que se refirió sus retos para 2016, entre las cuales se resalta precisamente la reforestación de zonas afectadas por las quemas.

- ¿Cuál es la situación actual del fenómeno de ‘El Niño'?

Estamos entrando en la etapa más crítica del fenómeno de ‘El Niño’ con una disminución considerable de precipitaciones en todo el país. Vamos a tener tres meses muy delicados en donde varios departamentos van a tener temperaturas por encima de los 34 grados centígrados. Por eso, reiteramos el llamado a la ciudadanía y a las autoridades para ahorrar agua y energía, además de prevenir los incendios forestales que ya estamos empezando a registrar en Cundinamarca y Pasto. Aunque estamos en un período de fiestas, pedimos no perder la conciencia del peligro que puede generar el uso de pólvora, los asados, las fogatas, entre otras actividades que puedan desatar las quemas.

- ¿Cómo va la recuperación de las zonas afectadas por los atentados en contra de los oleoductos un meses atrás?

Aunque hemos logrado recuperar una gran cantidad del crudo de algunos de los ríos, son muchos los problemas que no hemos podido resolver, y para los cuales necesitaremos ayuda internacional. Sabiendo que algunas de estas consecuencias no tienen solución, estamos analizando cuáles son la prioridades que en esta materia, con el fin de buscar las recursos materiales humanos y económicos que nos permitan restaurar la mayor cantidad de zona posible.

- ¿En qué va el tema del Proyecto de Ley sobre la minería ilegal?

El presidente ya presentó el proyecto que será de la primera legislatura luego del descanso en el Congreso. Este es un proyecto de Ley es de enorme trascendencia para el país, ya que tiene elementos importantes no solo desde el punto de vista punitivo, sino también desde el punto de vista del otorgamiento de facultades a la Policía para incautar herramientas y maquinaria; además del uso de los recursos producto de esa minería ilegal para la restauración de la zona afectada.

Aparte de esto confiamos cien por ciento en que se firme la paz, lo cual generaría que muchas de las zonas en donde la guerrilla realiza estas prácticas puedan ser reconvertidas. Los dividendos de la paz en temas ambientales son infinitos para el país.

- ¿Cómo avanza el tema del proyecto de ley sobre cambio climático?

El Ministerio de Agricultura ya está presentando en distintas zonas del país sus actividades silvopastories y agropecuarias de reconversión, ya que este es el sector que mayor emisiones de gases genera en Colombia. En temas de energía se trabaja en proyectos como el del uso de la energía eólica en La Guajira, mientras que en temas de vivienda se firmó hace pocos días una resolución para obligar a la construcción de casas con criterios de sostenibilidad.

Además, en movilidad se impulsa desde la utilización de vehículos eléctricos y el uso de la bicicleta. Aunque este es un tema en donde la industria tiene gran responsabilidad, se requiere del compromiso de todos los colombianos.

- A propósito, ¿cuál es el balance de su participación en la COP 21?

Por primera vez en la historia logramos que tres países se volcaran a apoyar a un país en materia ambiental. Alemania, Noruega y el Reino Unido donaron 300 mil millones de dólares que nos servirán para la reforestación de la Amazonía, y así proteger el pulmón del mundo que es un tema vital para Colombia. Esto requirió de un trabajo arduo de un equipo del Gobierno Nacional encabezado por el Ministerio de Ambiente y de la Cancillería.

- Precisamente, ¿cómo está Colombia en temas de deforestación?

La buena noticia es que un informe que entregamos en días pasados evidencia una disminución de la deforestación en la Amazonía del 8%, sin embargo se pudo establecer que este fenómeno está migrando a otras zonas del país como el Urabá Antiqueño y Chocó en donde ya estamos trabajando de la mano con la Policía Nacional y Fedemaderas para frenar esta situación, implementando fuertes controles de seguridad para evitar el tráfico ilegal de maderables por las carreteras en las noches. Acá también hacemos un llamado a la ciudadanía para evitar comprar madera ilegal y contribuir a disminuir la deforestación.

- ¿Cómo va el tema de la delimitación de los páramos?

En este diciembre tendremos el ejercicio listo para tres páramos, y tendremos estudios de áreas de referencia completos en 21 más. Estos tres páramos están totalmente incluidos en áreas que hoy son Parques Naturales y donde no habría impactos sociales y económicos. Pero también hay unos como Guerrero o Sumpaz, donde habitan miles de personas que viven de la agricultura o de la minería, o donde hoy hay exploración petrolera.

En estas regiones, el ejercicio de delimitación debe estar acompañado de estrategias integrales, que no son ambientales sino sociales y económicas, y que se están trabajando junto con el Ministerio de Agricultura, con el Ministerio de Minas, con el DPS, el DNP y por supuesto con los Gobiernos locales. De manera que el país irá conociendo las delimitaciones de los páramos a medida que se vayan expidiendo las resoluciones que den por concluido estos procesos de trabajo con las comunidades que habitan los páramos.

- Y en materia de licencias ambientales…

Hemos optimizado notablemente los trámites en esta materia. Al día de hoy un proceso de licenciamiento ambiental se demora en promedio 3.5 meses y una modificación tres meses, lo cual se ha logrado sin dejar a un lado los procesos técnicos y los trabajos de campo rigurosos que se hacen para otorgar los permisos. Asimismo, para optimizar todos estos permisos estamos adelantando una remodelación de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

- De acuerdo con lo anterior, ¿cuál es el balance que usted hace de este año?

Este fue un año positivo con enormes retos para el próximo año como es la reforestación de la zonas afectadas por los atentados a los oleoductos y los incendios forestales producto del fenómeno de ‘El Niño’. Asimismo, nos queda mucho por hacer en materia de delimitación de páramos, velar por el cumplimiento de la reducción del 20 por ciento gases efecto invernadero a 2030, buscar mayor cooperación internacional en materia ambiental y seguir fortaleciendo la institucionalidad.

Bogotá | Colprensa