Escuchar este artículo

Velan por nueve días cuerpo de su hijo en espera a que resucite

Miércoles, 19 de Diciembre de 2018
La Alcaldía de Cali ordenó a la familia venezolana sepultar al fallecido.

La Secretaría de Salud de Cali ordenó este miércoles el levantamiento y entierro del cuerpo de un joven del que sus familiares y allegados aún esperan que resucite.

Pese a que ya habían realizado una visita el lunes, las autoridades regresaron por las constantes quejas de los habitantes de la cuadra, quienes están en desacuerdo con la velación, que lleva nueve días, y han amenazado hasta con tirar piedras al lugar.

César Blanco fue asesinado el 9 de diciembre cuando se encontraba en una tienda en el barrio Puertas del Sol de Cali. Sus padres pertenecen a la Fundación Cueva de Adulam, una iglesia cristiana, lugar donde una mujer les profetizó que su hijo iba a revivir.

Desde entonces, el joven está siendo velado en el lugar donde alrededor de 10 personas se encuentran reunidas permanentemente cantando alabanzas y haciendo oraciones, esperando el milagro.

Por otra parte, según el pastor de la fundación, Óscar Conde "ya se está cumpliendo" lo prometido, pues asegura que dentro de la promesa de Dios, medios de comunicación y la comunidad se iban a acercar al lugar.

De la misma manera Julio Blanco, padre del difunto, aseguró que mediante oración se le fue revelado el mensaje de Dios. "Se oró y Dios mostró que lo iba a levantar y se iba a glorificar aquí. Los jóvenes se iban a arrepentir. Nosotros no resucitamos muertos, lo hace Dios", concluyó el padre del joven.

Se espera que el cuerpo sea sacado de la vivienda en horas este miércoles con acompañamiento de la Policía.

Image
Colprensa
Colprensa