Víctima denuncia confabulación de políticos con Farc en secuestro

Jueves, 25 de Octubre de 2018
Orlando Beltrán Cuéllar dio sus declaraciones sobre los hechos este jueves ante la JEP.

El excongresista colombiano Orlando Beltrán Cuéllar, que estuvo secuestrado durante seis años y medio por las Farc, aseguró este jueves ante la Justicia Especial para la Paz (JEP) que la antigua guerrilla estuvo confabulada con políticos para cometer ese delito.

Las Farc "también tenían contactos con políticos en las diferentes regiones", manifestó Beltrán ante los magistrados del tribunal y añadió: "estos políticos estuvieron de acuerdo con la delincuencia para que secuestraran a determinadas personas".

Beltrán, del departamento del Huila, en el sur del país, era representante a la Cámara por el Partido Liberal cuando fue secuestrado, el 28 de agosto del 2001, y estuvo cautivo seis años y seis meses hasta que las Farc lo dejaron en libertad, junto con otros rehenes, el 28 de febrero de 2008.

En su declaración ante la JEP, que investiga los numerosos secuestros cometidos por las Farc, Beltrán afirmó que conserva las "huellas de la tortura" y del trato "inhumano" que recibió, a la vez que pidió que se conozca la verdad sobre muchas personas que también cayeron en manos de la antigua guerrilla y cuyo rastro se perdió hace años.

"Que tengan el valor, que tengan el coraje, que no sean cobardes, que le digan al pueblo colombiano qué pasa con esas personas secuestradas, que para mí las asesinaron y hoy sienten vergüenza de decir la verdad", afirmó.

Mencionó a secuestrados como Juan David López, Idelfonso Vargas, Luis Eduardo Solarte, Luis Antonio Pérez, Germán Moreno Ávila y Carla Mariela Cortés, entre muchos otros de quienes no se tiene información sobre su paradero.

Beltrán denunció además que durante su cautiverio vio cómo una menor reclutada fue utilizada "como instrumento para el placer" de los guerrilleros y obligada a dormir cada noche con diferentes hombres.

En la audiencia también participó la excongresista Consuelo González de Perdomo, quien coincidió con Beltrán en las denuncias sobre supuesta confabulación de las Farc con políticos.

González, que estuvo secuestrada entre el 10 de septiembre de 2001 y el 10 de febrero de 2008, dijo que las Farc, ahora partido político, "tiene la oportunidad" para contar las razones que tuvo para secuestrar a los parlamentarios del departamento del Huila, al que ella también representaba y que fue uno de los más golpeados por la violencia guerrillera en la década pasada.

"Como víctima exijo que los victimarios demuestren con hechos y pronto el reconocimiento de las culpas y de los errores cometidos. También espero que ratifiquen su compromiso de que sus actos criminales nunca se van a repetir en Colombia", afirmó.

La exparlamentaria definió el secuestro como un atentado "en contra de la dignidad humana" y dijo que cuando a esta se le pone precio "se convierte en mercancía".

De igual forma, Jorge Eduardo Géchem, también exrepresentante a la Cámara por el Huila, señaló que espera que su secuestro, el de Beltrán y el de González sean "considerados un delito de lesa humanidad".

"Me embargaba mucho la angustia y el terror. Reflexionaba sobre cómo los seres humanos permanecíamos tanto tiempo en un campo de concentración", acotó Géchem, cuyo secuestro se prolongó desde el 20 de febrero de 2002 hasta el 28 de febrero de 2008, cuando fue liberado junto con Beltrán y otros cautivos.

Los testimonios de estas víctimas se suman a los de los excongresistas Luis Eladio Pérez y Óscar Tulio Lizcano, así como a los del general en retiro de la Policía Luis Mendieta, la excandidata presidencial Íngrid Betancourt y los políticos Alan Jara y Sigifredo López, que también contaron esta semana su drama a los magistrados de la JEP.