Formulario de búsqueda

Por: Juan Manuel Ospina
Sábado, 28 Julio 2018 - 1:00am

Colombia entre paz y guerra

La gran tarea de Iván Duque, que él parece tener clara, es la de sacar a Colombia del estéril y destructor pugilato que desde hace años se instauró en el país de acusaciones e insultos de los unos a los otros. 

El cúmulo de denuncias contra el expresidente Uribe Vélez, ha sido uno de los principales generadores de la polarización política en la que desde hace años está sumido el país y parece que finalmente llega a su escenario propio, el de la justicia ante la cual el ciudadano Álvaro Uribe deberá rebatir los cargos que le formula la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia; se trata de un asunto de responsabilidad penal y esta es individual. Con esta decisión, el presidente electo podrá adquirir el espacio de acción, decisión y responsabilidad propio de su investidura presidencial. Está por verse el impacto de la decisión judicial sobre la coalición que lo eligió, para enfrentar un Congreso complejo por la alta representatividad de su nueva composición en donde Duque enfrentará una necesaria y aguerrida oposición que, sin ser monolítica, es de respeto.

La gran tarea de Iván Duque, que él parece tener clara, es la de sacar a Colombia del estéril y destructor pugilato que desde hace años se instauró en el país de acusaciones e insultos de los unos a los otros, de castrochavista o de paraco. Ha sido el reinado de las emociones - rabia, miedo, simple bronca - pero no de ideas ni propuestas. Pugilato verbal que impide la discusión argumentada entre posiciones divergentes y aún contradictorias sobre los temas centrales para el futuro nacional, como sucede en cualquier democracia medianamente organizada: sobre la economía y su organización (“el modelo”), sobre la tierra y la industria, la salud y la educación, el fortalecimiento de los escenarios territoriales... Son asuntos no discutidos pero sí decididos a espaldas del país por los centros cerrados del poder. En este sentido, el reiterado mensaje del presidente electo de trabajar por lograr reconfigurar un escenario de unidad que no de unanimidad, es importante y su solo logro es necesario para el avance de

Colombia dejando atrás tanta violencia, tanto irrespeto a los derechos de las personas.

La elección de Duque plantea un relevo generacional, que no implica necesariamente, al menos de inmediato un cambio ideológico o programático, sino el reempacamiento de mucho de lo vigente, imprimiéndole sabor y olor a una modernidad urbana cosmopolita. El debate pendiente sobre los temas fundamentales, permitiría la transformación de los contenidos.
Su gabinete no nace de la entraña de la vieja política, sin por ello dejar de ser político. Tiene un perfil administrativo, gerencial, compuesto por personas cercanas a la lógica e intereses del mundo empresarial. Podría pensarse que estamos ante una realidad política que deja de lado la intermediación de las instancias políticas tradicionales, para establecer una relación directa entre el poder público/estatal y el privado/empresarial.

Esa mentalidad puede ser salvadora si se dirige al cumplimiento de los acuerdos de La Habana, especialmente en lo referente a la reforma rural integral, la sustitución de cultivos y el desarrollo territorial, pues como lo analiza Naciones Unidas su aterrador incumplimiento ha demostrado la incapacidad del Estado para materializarlos. Esa podría ser la decisión gubernamental que los salve del fracaso definitivo. 

Por esa razón para el sector de las viejas Farc sería la última esperanza de que su decisión de salir del conflicto armado no termine en una gigantesca frustración, que ya alimenta a las llamadas disidencias que apoyadas en el narcotráfico pretenden continuar la lucha armada, convertidas en enemigo común del Estado materializado, en el gobierno de Duque, y de las Farc transformadas en partido político.

Ambos tienen otro compromiso y responsabilidad conjunta en el combate al narcotráfico desarrollado con posterioridad a la firma de dichos acuerdos, y a la minería criminal; es condición necesaria para que tenga futuro la política de sustitución y no se convierta en una condena de muerte para muchos dirigentes sociales. Las Viejas Farc en esto se juegan la vida y la posibilidad de que su decisión de entrega de armas no termine en otro baño de sangre, como parece vislumbrarse. Para Duque sería la oportunidad histórica, ante el asombro de muchos, de ser el gobernante que salvó la paz de su inminente fracaso.

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Región
Artículo

Supérate 2018: 20 nortesantandereanos

En esta prueba donde se evalúa las áreas de matemáticas y lenguaje, participaron 73 instituciones educativas. 

Cortesía
Cúcuta
Artículo

10.000 dueños de lotes públicos en Cúcuta

El Municipio no tiene un inventario de sus propiedades.

César Obando
Publicidad
Región
Artículo

Promueven proyecto de formación de formadores

El propósito es que los temas de los proyectos provengan de las comunidades de la región. 

La Opinión
Economía
Artículo

Programa de autenticación facial llegará a los bancos de Colombia

La implementación de la biometría lograría disminuir los fraudes hasta en 98%.

Colprensa
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Alcaldía, a responder quejas por alumbrado público

Los reclamos estuvieron dirigidos a los responsables directos de la expansión del servicio de alumbrado y su seguridad.

Archivo
Ocaña
Artículo

El desamparo de las víctimas en Ocaña

No hay ayudas para la atención a desplazados por el conflicto armado. 

Archivo
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Economía
Artículo

Asociaciones de frutas le apuestan a la asociatividad y los estudios de mercado

Los productores conocieron el programa ‘Territorio de aprendizaje’.

Cortesía
Fútbol
Artículo

Duelo entre el líder y el colero

Este jueves a las 8 de la noche el equipo motilón recibe al Real Santander por la fecha 26 del Torneo de la B. 

Édgar Cusgüen Olarte
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Barras peatonales: sin uso y totalmente desconocidas

Estos dispositivos fueron colocados en cinco intersecciones semafóricas de Cúcuta. 

César Obando
Judicial
Artículo

Hallan refinería del Eln en zona rural de Tibú

En el sitio el Eln procesaba el petróleo hurtado del oleoducto Caño Limón Coveñas. 

Ejército
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.