Formulario de búsqueda

Por: Gustavo Gómez A.
Martes, 27 Octubre 2020 - 12:26am

De sombrero, bata blanca y maletín

Pero en esto de declarar santo a alguien, la Iglesia católica es muy exigente. 

El hombre usaba sombrero, y yo uso gorra. Él llevaba bata blanca, y yo, a veces, guayabera. En la mano no le faltaba un maletín negro, lleno de ampolletas, jeringas, jarabes o vermífugos. Yo en mi bolso, que alguna vez fue marrón, llevo libros, una libreta, dos lapiceros y un cuaderno. Él era médico, y yo ni siquiera pongo inyecciones. Parecía que al hombre lo rodeaba una aureola de santidad. Yo me miro al espejo y nada de aureola por ningún lado. 

Les hablo nada menos que de José Gregorio Hernández, un médico venezolano, a quien yo venero, admiro y le debo gratitud. Un hombre generoso, lleno de santidad por donde se le mire, y que va camino a los altares.

Pero en esto de declarar santo a alguien, la Iglesia católica es muy exigente. No cualquier Perico de los Palotes puede aspirar a los altares o a figurar como santo  en el almanaque de La Cabaña.

Primero tiene que ganar el año, mediante ciertos requisitos y testimonios de su vida, obra y milagros. E ir subiendo de rango: Siervo de Dios, Venerable, Beato y Santo. Algunos se quedan a mitad de camino. Los milagros de curaciones, por ejemplo, deben ser confirmados por una comisión de médicos y científicos que deben jurar, rodilla en tierra y mano en alto, que el enfermo estaba de verdad ya listo para marcar calavera, y que lo salvó la intercesión del candidato a santo.  

De ñapa, la iglesia nombra a un cura  para que se oponga a dicha canonización. Lo llaman “El abogado del diablo”, y el tipo tiene que ser más bien “mala gente”, eso que llaman “mierdoso”, para que le busque la caída al posible santo. Se opone por lo que sea y como sea. A ese abogado, que debe saber mucho derecho canónico y del otro, le toca estudiarse la vida del candidato al derecho y al revés para ponerle zancadilla al proceso.

Pero en el caso de José Gregorio hay otra comba que le salió al palo. Y es que la fama de sus curaciones después de muerto, se regó por toda Venezuela y otros países, y los curanderos y las brujas y los espiritistas  aprovecharon para anunciarse como sus representantes,  hacer sesiones en su nombre  y a estafar a la gente con riegos, alumbrados y baños sanatorios. ¡Claro! La Curia romana se pellizcó y comenzó a cerrarle el paso a José Gregorio hacia la declaración de santidad. Y ahí lo han traído, poco a poco, como quien no quiere la cosa y la cosa queriendo.

Sin embargo, parece que  el Papa Francisco está decidido a hacer justicia con José Gregorio Hernández, médico, científico, docente universitario y sanador de pobres,  de quien hay gente que da fe de los milagros que siguió haciendo.  Cuando yo fui trasplantado de riñón, ya hace tres años en Bogotá, le pedí a José Gregorio, antes de entrar al quirófano,  que  les ayudara a los médicos. Me fue muy bien, y estoy seguro de que él  ayudó a los brillantes médicos que me operaron.  A un pariente mío, el Dr. Hernández le “operó una vista” y el hombre quedó viendo lo que le convenía. Y así muchos casos. Brujería, aparte.

Ayer estuvo de cumpleaños José Gregorio, con fiesta en la Venezuela católica. Y el año entrante lo beatifican, si Dios quiere. Bien por el santo, bien por la Iglesia y bien por sus creyentes, que somos bastanticos. ¡Y bien por Venezuela!  ¡Porque no todo lo de Venezuela es malo!

gusgomar@hotmail.com

Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

'Hoy me despido de esta gran institución con tanta historia': Michell Ramos

El jugador cucuteño debutó este año en el fútbol profesional colombiano y marcó cinco goles.

Archivo / La Opinión
Política
Artículo

Cúcuta, sede de foro sobre el Acuerdo de Escazú

Comisiones Segundas de Senado y Cámara analizaron factores a favor y en contra para adoptar el  Acuerdo Ambiental.

Luis Alfredo Estévez/ La Opinión
Publicidad
Cúcuta
Video

Toma de muestras COVID-19 para el barrio 23 de Enero

Las jornadas se extenderán en diferentes barrios de la ciudad durante toda la semana.

Fútbol
Artículo

Las películas que presentó el fútbol colombiano este fin de semana

La Dimayor dio de que hablar con el accionar de su Comité Disciplinario.

Colprensa
Publicidad
Colombia
Artículo

#SiPasaDilo la campaña que busca detener la violencia contra las mujeres en Colombia

Con el fin de alertar sobre los casos de violencia intrafamiliar y acoso sexual contra las mujeres que este año van en aumento.

Pixabay reference
Tecnología
Artículo

La nueva era de un mundo más digital y de innovaciones tecnológicas

La tecnología es clave ante la situación de la pandemia del COVID-19.

Pixabay reference
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Economía
Artículo

En la nueva normalidad ¿qué lugar ocupará la oficina?

La opinión está dividida entre los que quieren volver y los que se quieren quedar.

Archivo
Cúcuta
Artículo

Cercos epidemiológicos y toma de muestras COVID-19 en Cúcuta

Con estas estrategias se pretende tener un control más detallado de los contagios en la ciudad.

Alfredo Estévez
Publicidad
Política
Artículo

No van a callar con balas lo que todos queremos: diputado Bocanegra

El dirigente del Partido de la U habló tras atentado contra su vivienda.

Tomada de Twitter @JuanCBocanegra.
Fútbol
Artículo

Murió futbolista internacional sudafricano Ngcongca en accidente

El deportista fue parte de la selección de Sudáfrica que disputó el mundial de 2010.

Tomada de Twitter
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.