Formulario de búsqueda

Por: Elisa Montoya
Lunes, 11 Junio 2018 - 1:13am

La Colombia de Oneida Pinto

Los amigos se juzgan unos a otros por ser de ultra derecha o de izquierda radical.

El país que queremos es muy diferente al que tenemos. Por años, hemos visto cómo nuestros ideales de país se alejan con cada nuevo gobierno. 

Por estos días, el debate se ha centrado en cuál candidato nos perjudicaría menos, si se convierte en el próximo Presidente de Colombia. 

Los amigos se juzgan unos a otros por ser de ultra derecha o de izquierda radical, las familias se separan y el ambiente en las empresas y oficinas se llena de tensión cada vez que alguien toca el tema de las elecciones. 

Sin embargo, lo que debemos hacer es preocuparnos sobre cómo vamos a unirnos como sociedad para exigir cumplimiento a los vencedores de la batalla por nuestros votos y nuestra confianza, cómo vamos a verificar que los recursos lleguen a quienes están destinados y que el aparato estatal funcione sin bloqueos institucionales y redundancias burocráticas.

En vez de inclinarnos hacia juzgar la ‘otredad’ política en esta contienda electoral, debemos preocuparnos por transformar el país y ser más activos en la política, en el control de la ejecución de los recursos públicos y en la verificación del éxito de los programas del Estado.

Hoy por hoy, tenemos un país donde Oneida Pinto, exgobernadora de La Guajira y exalcaldesa del municipio de Albania, quien está señalada por irregularidades en la celebración de contratos y presunta apropiación de 18.600 millones en recursos para la prevención de la mortalidad infantil en el municipio de Albania, queda en libertad por vencimiento de términos debido a falta de garantías de transparencia en los juzgados de Maicao y al traslado continuo del proceso a diferentes despachos. Ese es el país de Oneida Pinto. 

La Colombia de Oneida Pinto es un país en el que una de las instituciones más importantes a la hora de garantizar el éxito del proceso de paz, mediante las garantías en las condiciones de retorno de las personas y comunidades que sufrieron afectaciones y fueron víctimas del conflicto armado, como lo es la Unidad de Victimas, la encargada de reparar a  los sobrevivientes de las acciones de los grupos armados, la entidad que tiene como misión darle un renacer a las cenizas que dejó la guerra, no cuenta con un presupuesto decente para cumplir su objetivo, ni siquiera para lo mínimo, que es realizar los diagnósticos e indagar sobre los hechos que sufrieron poblaciones y comunidades a lo largo y ancho del territorio nacional. 

La Colombia de Oneida Pinto es una Nación en donde una de las divisiones del Gobierno encargadas de forjar las mentes de los ciudadanos del futuro, como lo es el Ministerio de Educación, sufre de un conservadurismo a ultranza que perjudica la forma en que se enseña y se vive la educación. El Ministerio es tan conservador que en sus jornadas pedagógicas para la implementación de la jornada única no quiere tener nada que ver con profesores y coordinadores sindicalizados, nada que tenga que ver con ideas de condiciones laborales ni cuestionamientos por las carencias que existen en el propósito de implementar la jornada única en los colegios. 

La Colombia de Oneida Pinto libera por vencimiento de términos (incapacidad judicial) a una criminal con largos tentáculos de poder, una mujer que no sólo se robó la plata del país y forjó redes de corrupción profundas, sino que fungió como uno de los seres culpables de que la infancia en La Guajira siguiera muriendo de hambre. De cero a nunca, gracias a Pinto.

Por eso, el debate no debe orientarse hacia el temor a volverse como Venezuela o el pánico de regresar a ser gobernados por un Estado paramilitar. Gane quien gane, el debate político entre nosotros y la presión hacia nuestros gobernantes debe guiarse hacia fomentar políticas eficientes y con racionalidad, para evitar más Oneidas Pinto, para evitar más falsos positivos, para evitar perder la confianza inversionista y para lograr mejores condiciones sociales (de servicios públicos, de acceso a la salud, de calidad en la educación, de oportunidades laborales con dignidad, de mayor cultura y libertades civiles). 

El problema aquí no es la orientación ideológica de nuestros líderes, sino sus inclinaciones éticas, sus deudas políticas y sus ambiciones personales, las cuales, en la mayoría de los casos, han superado el ideal de país y el bienestar general, lo que nos ha convertido en la Colombia de Oneida Pinto, cada día más lejos de nuestros ideales como ciudadanos.

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Región
Artículo

Programa de detección de malformaciones en Norte de Santander

Los estudios especializados buscan descartar cualquier problema en el corazón, en los intestinos o alguna enfermedad.

Cortesía
Región
Artículo

$450.000 millones, deuda de las Eps con las Ips

Con el Hospital Universitario Erasmo Meoz la deuda es de cerca de 150.000 millones de pesos.

Archivo
Publicidad
Cúcuta
Artículo

‘Soluciones en salud de la región en dos meses’

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, escuchó durante cuatro horas las quejas de los usuarios de Cúcuta. 

César Obando / La Opinión
Frontera
Artículo

Costura industrial para colombianos retornados

90 personas preparadas y el año próximo involucrarán a otras 70 más.

Cortesía
Publicidad
Judicial
Artículo

Doble condena por homicidio de la familia Peña Peña

En la zona rural de Chinácota fue cometido el plagio de la familia. Fueron asesinados con un hacha.

Archivo
Política
Artículo

Gobierno le apuesta a un ‘pacto por la transparencia’ para el próximo año

Se instaló la primera Comisión Nacional de Seguimiento Electoral para los comicios locales y regionales de 2019.

Cortesía
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Judicial
Artículo

Presuntamente se robaron un celular

En el barrio Motilones. 

Policía
Pamplona
Artículo

Pedro Acevedo hizo de su casa, en Pamplona, un gran museo

Radios antiguos y lámparas Coleman hacen parte de la colección. 

Roberto Ospino / La Opinión
Publicidad
Judicial
Artículo

Capturada pareja que llevaba coca a Barranquilla

Se camuflaban como transportadores informales.

Cortesía
Economía
Artículo

Distrito de riego del río Zulia estrena canalización

La obra beneficiará al 80% del área que está en la zona rural de Cúcuta.

Alfredo Estévez / La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.