Formulario de búsqueda

Por: Rafael Nieto Loaiza
Jueves, 26 Julio 2018 - 1:00am

No hay motivo para fiesta

Lo de Mockus es patético. No hubo en su gesto un ”acto simbólico”. Fue pura vulgaridad, patanería, ordinariez.

No conozco antecedente alguno. Son ocurrentes los insultos, las trompadas, algún intento de golpe de estado, como el de Tejero en el Congreso de los Diputados en España, incluso asesinatos, como el de Julio César a manos de Bruto y otros senadores romanos. Pero nunca se había sabido de un congresista que se bajara los pantalones en un recinto parlamentario.

Quizás por eso fuera inevitable que la atención se centrara en el trasero de Antanas Mockus. Pero no por único es menos desafortunado. 

Lo de Mockus es patético. No hubo en su gesto un ”acto simbólico”. Fue pura vulgaridad, patanería, ordinariez. Es verdad que Antanas ha sido un hombre inclinado al exhibicionismo, a payasear, deseoso siempre de llamar la atención. Pero en esta ocasión la falta de pudor, de vergüenza propia, no tiene parangón. Una falta de respeto a sus colegas y al recinto y, sobre todo, a sí mismo. No hubo tampoco acá pedagogía alguna. Excepto el trasero mismo, no enseñó nada distinto que su incapacidad de comunicarse racionalmente y su grosería. Es este el “profesor” que usaron de bandera los verdes. Por el bien de Colombia, confío en que nuestros jóvenes no aprenden de tan mal ejemplo. Y ya en esto, digamos con franqueza que hay poco, muy poco que aprenderle a Mockus en su trayectoria pública: no hay nada ejemplificante en su colaboración juvenil con las Farc, en su enmermelada con Santos, en su disposición a pasarse por la faja la ley postulándose y haciéndose elegir sabiendo, como sabía, que lo cobijaba una inhabilidad tan grande como una catedral. 

Tenemos que construir una sociedad en la que la ley sea para todos y en la que los ciudadanos entiendan que respetarla es la clave de la convivencia y del desarrollo. Por eso si la pelada de Mockus es patética, es aún más grave que la izquierda, apenas minutos después, decidiera postularlo como presidente del Congreso. 

Decía Yolanda Ruiz, en un aparente intento por minimizar la conducta del exalcalde, que ”es un irrespeto mayor saber que tantos corruptos han llegado a una curul en ese recinto”.

Primero, que haya habido corruptos en el Congreso no explica, exculpa o justifica la grosería de Mockus. Después, a muchos de esos bandidos la justicia los sancionó. Finalmente, peor, mucho peor, es la presencia en el Congreso de asesinos, violadores, secuestradores, terroristas. Malísimo fue que pasaran por ahí tantos políticos vinculados con “paramilitares”.

Y penoso que alguna vez se invitara a Mancuso y compañía. Pero al menos ellos terminaron en la cárcel y ninguno de los jefes paras ocupó curul de congresista. En cambio, ahora diez criminales de guerra y de lesa humanidad ya no solo visitan el Congreso sino que ocupan, orondos, sillas de parlamentarios. 

Y eso es tal vez lo peor del affaire Mockus: distrajo la atención, escondió la presencia de los criminales en el que debía ser altar de la democracia. Los santistas y la izquierda celebran “el salto de las montañas al Congreso, de la guerra a la política”. Yo, como cualquier ciudadano que quiere la paz, celebro que hayan dejado de matar. Pero en una sociedad decente, en una sociedad civilizada, no puede haber fiesta en que los asesinos, además impunes, sean senadores y representantes sin haber pagado por sus crímenes, sin haber reparado a sus víctimas, sin haber contado la verdad, sin haber colaborado con las autoridades para desmontar las organizaciones criminales que los apoyaban, sin haber entregado todas sus fortunas mal habidas. Ahí no puede haber celebración alguna sino, muy por el contrario, tristeza profunda. 

Y si, para rematar, los asesinos son congresistas sin haber sido elegidos, sin tener los votos, sin contar con al menos algo de apoyo popular, no solo debe haber desconsuelo sino frustración y rabia. Que Santos haya claudicado, se haya rendido, haya regalado esas curules, es un batracio gigantesco que, tras robarnos el plebiscito y violar los principios básicos de la democracia, nos han obligado a tragar. ¡Pero, por favor, no nos pidan que hagamos fiesta! 

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Zona verde
Artículo

Así va la recolección de aparatos eléctricos y electrónicos en Norte de Santander

Entre julio y agosto, la Gobernación ha recogido 2.603 herramientas en desuso. 

Cortesía
Vida y salud
Artículo

El 86% de los colombianos no sabe qué hacer con medicamentos vencidos

 Así lo reveló un estudio realizado por el Centro de Información de Medicamentos (Cimun).

Colprensa
Publicidad
Región
Galería de imagenes

Derrame de crudo contamina al río Culagá en Toledo

Se averió un tramo del oleoducto tras un deslave de tierra.

Cortesía
Entretenimiento
Artículo

“Queremos que sea una noche inolvidable para todos”: Fonseca

El cantante colombiano fue nominado a los Latin Grammy con su canción ‘Simples corazones’.

Colprensa
Publicidad
Región
Artículo

Emergencia ambiental en Toledo por derrame de crudo

Un deslizamiento provocó la rotura de un tubo de Ecopetrol en la vereda El Naranjo.

Cortesía
Colombia
Artículo

Duque tendrá primera reunión con Trump

La reunión se realizará en la ciudad de New York.

Colprensa
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Mundo
Artículo

Paquetes de marihuana aparecen en playas de Florida

Los oficiales prefieren no especular sobre la eventual relación de éstos con la tormenta.

Twitter
+ Deportes
Artículo

Miguel Ángel Rubiano, primer líder del clásico RCN 2018

El primer grupo terminó la carrera con un tiempo de 36 minutos y 20 segundos.

Colprensa
Publicidad
Colombia
Artículo

Fiscalía pide investigar a Benedetti por supuestas chuzadas

En dicha organización estarían vinculados tres exoficiales del Ejército Nacional y una exfuncionaria del Ministerio de las TIC.

Colprensa
Frontera
Artículo

'Abrazatón' de países hermanos en el puente Simón Bolívar

Es una iniciativa de Somos Panas Colombia que se hará este sábado en varias ciudades del país.

Archivo
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.