Formulario de búsqueda

Por: Gustavo Gómez A.
Martes, 13 Febrero 2018 - 2:08am

Recordando a don Benildo

Vestía de saco de dril, a la usanza antigua, y calzaba cotizas, como corresponde a un caminante.

En aquella época, los arrieros mandaban la parada en el pueblo. Comerciantes, agricultores, constructores, cocineras, todos dependían de lo que llevaban en sus mulas aquellos caminantes, que desafiaban inviernos y soles para llevar sus cargas desde  Sardinata. Por eso dijo alguna vez el poeta: “Los viernes llegaban los arrieros, y era como una fiesta en todo el pueblo”.

Uno de los arrieros más sobresalientes fue don Ángel Facundo Botello, patriarca, amigo del progreso (fue el primero en construir una casa de balcón en Las Merecedes), forjador de una familia sana y trabajadora, y jugador de bolo criollo los domingos en la plaza.

Vestía de saco de dril, a la usanza antigua, y calzaba cotizas, como corresponde a un caminante.  Le dejó al pueblo no sólo su ejemplo de hombre recto y trabajador

y una hermosa casona de dos pisos y una finca de pastos y de mulas, al frente del pueblo, al otro lado de la quebrada, sino también una catorcera de hijos, que siguieron su ejemplo de rectitud, de trabajo y de gente buena.

Cuando uno de ellos, José Benildo, regresó del cuartel, llegó convertido en todo un chacho, un galán de película, un joven a quien todas las muchachas del pueblo, que estaban en la edad de casamenteras, le echaron el ojo de inmediato. Un marido como ese (sano, que no iba a las cantinas, que rezaba de noche el rosario con sus papás, dedicado de lleno a su trabajo y con libreta militar de primera) pocas veces se consigue.

Pero el hombre no era un tipo fácil. Con una sonrisa pesaba la media libra de tripa y despachaba amablemente a la que trataba de hacerle carantoñas. Además, ya él estaba flechado por la hija de la vendedora de guarapo, al lado de la pesa. Rita, la muchacha, no tuvo que hacer ningún esfuerzo para conquistarlo. Su bonitura, sus grandes ojos y su cuerpo esbelto hicieron el trabajo. Y ella no era ajena a los requiebres y piropos de Benildo. A punta de miradas se enamoraron y,  una tarde calurosa él le confesó su amor.  Ella se sonrojó y le dijo que la dejara pensarlo, pero desde entonces, cuando el sol arreciaba sobre el toldo donde el hombre vendía la carne, Rita, solícita y cariñosa, corría a llevarle una totumada de guarapo fresco y dulce, del que no emborracha.

Y así, entre guarapo,  visitas cortas y piquitos clandestinos, aquel amor se hizo grande, y un día sucedió lo que tenía que suceder: Benildo y Rita se hicieron marido y mujer. La iglesia se llenó para la fiesta y la casona de balcón se llenó para la fiesta. Doña Antonia repartía chicha y don Ángel y doña Teodolinda bailaban. Aún se recuerda aquel matrimonio en el pueblo.

Benildo y Rita formaron un hogar envidiable, a ejemplo de sus mayores. Se llenaron de hijos a los que formaron con amor, pero con disciplina. Con buenos consejos y a punta de correazos. Unos salieron abogados, otros salieron comerciantes, algún filósofo y hasta un político salió de la manada.

Pero como tampoco hay dicha que dure cien años, Benildo enfermó, y la semana pasada se marchó al cielo, donde estará a la derecha del Padre Eterno. De eso no me cabe la menor duda, porque Benildo Botello fue un buen hijo, un buen marido, un buen padre, un buen mercedeño, un buen creyente y un buen amigo. En  definitiva, un buen hombre, como pocos. No lo pude acompañar a su entierro, pero desde esta columna le envío a él, mi hasta luego; a Rita, mi saludo solidario y a sus hijos, mi abrazo cariñoso.    

 

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Mundo
Artículo

Tres latinos se presentan para defensor del Pueblo en Nueva York

Una puertorriqueña y dos dominicanos buscan hacer historia al optar el segundo cargo más importante en la ciudad.

Tomada de Twitter
Mundo
Artículo

Destruyen bomba de II Guerra Mundial que obligó a evacuar 1.800 personas en París

El artefacto pesaba más de 500 kilos y tenía una carga explosiva de 250 kilos.

Archivo
Publicidad
Frontera
Artículo

Senador estadounidense Marco Rubio visita la frontera

El dirigente republicano llega este domingo a los puentes internacionales Tienditas y Simón Bolívar.

Archivo
Mundo
Artículo

Hallan cadáver en un congelador 18 años después de la desaparición de una joven

El cuerpo apareció en la casa donde vivía la hermana de la víctima, en Croacia.

Internet referencial
Publicidad
Fútbol
Artículo

Padre de Neymar niega cualquier contacto con el Barça

El brasileño se siente "muy, muy bien en París" con el PSG.

Archivo
Región
Artículo

Contraloría inicia auditoría a reconstrucción de Gramalote

En el nuevo casco urbano de este municipio de Norte de Santander se han invertido $540.697 millones.

Archivo
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Fútbol
Artículo

Girona remonta al Real Madrid en 10 minutos y gana 2-1

En el Santiago Bernabéu, Eusebio Sacristán resucitó a un equipo que no ganaba desde noviembre.

AFP
Cúcuta
Artículo

Cucuteño, en los avances de la medicina

Sergio Torres está desarrollando un estudio sobre la implementación de nanopartículas para el tratamiento del cáncer de mama.

Cortesía
Publicidad
Judicial
Artículo

Temibles asesinos de Cúcuta tras las rejas

Desde 2018 y  en lo corrido de este año han sido detenidos 101 homicidas en el área metropolitana de Cúcuta.

Archivo

Las caras nuevas del Cúcuta Deportivo

Además del técnico Sebastián Méndez, ocho futbolistas nuevos llegaron al club motilón.

Juan Pablo Bayona
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.