Formulario de búsqueda

Por: Carlos Corredor Pereira
Sábado, 12 Enero 2019 - 1:00am

Un falso dilema

La sociedad colombiana no podrá sobrevivir a la competencia económica global sin ciencia y tecnología propias.

Parafraseando a Marcel Roche, quien fuera director del otrora ejemplo para América Latina de lo que puede ser un centro de pensamiento e investigación, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) cerca de Caracas, perdido hoy entre las víctimas de un socialismo que ni es socialismo ni es del siglo XXI, quiero decir que la cultura es la manifestación de las preocupaciones y acciones de un pueblo.Escribía yo hace más de treinta años en Trends in BiochemicalSciences que la ciencia es ajena a la cultura latinoamericana. No se trata de Colombia; se trata de toda Hispanoamérica. Es famosa la frase de Miguel de Unamuno, filósofo español del Siglo XX y rector de la Universidad de Salamanca, en uno de sus diálogos:“ROMÁN.- Inventen, pues, ellos y nosotros nos aprovecharemos de sus invenciones. Pues confío y espero en que estarás convencido, como yo lo estoy, de que la luz eléctrica alumbra aquí tan bien como allí donde se inventó. SABINO.- Acaso mejor”.

Así pues, en Colombia estamos condenados a copiar o a comprar lo que inventan los ciudadanos de los países desarrollados, porque hizo carrera entre nosotros el falso dilema entre las humanidades y las ciencias. “Sacrificar un mundo para pulir un verso”, era el lema de los piedracielistas de principios del siglo pasado, y el poeta Marroquín perdía a Panamá mientras describía la forma como la perrilla que hoy pudiéramos identificar con nuestro sufrido pueblo y sus más de 10 millones de votos, que tampoco pudo cazar al “maldito jabalí” de la corrupción politiquera.

Pero esto no fue siempre así;  basta recordar que a los filósofos presocráticos de Mileto les desveló la pregunta básica, aún no resuelta, de “¿de cuál es la naturaleza fundamental del universo?”.  Un oscuro filósofo indú, Kanada, enseñaba que el universo está compuesto de partículas indivisibles.  Leucipo, filósofo griego itinerante, le oyó en uno de sus viajes por el mundo de entonces y fue su discípulo, Demócrito, quien se inmortalizó al escribir que el universo estaba hecho de partículas eternas e indivisibles, que en griego se llaman átomos (a, partícula negativa; tomein:dividir). 

A medida que quienes buscan la sabiduría, es decir, los filósofos se dedicaron unos a las preguntas especulativas y otros continuaron buscando la esencia de la materia, de nosotros mismos como entes biológicos y del universo que nos rodea, a estos últimos se les conoció como filósofos naturales, que hoy se llaman científicos.  Pero su quehacer sigue siendo la pregunta ¿de qué estamos hechos?,¿cómo las diferentes partes de nuestro ser a nivel molecular, organísmico y sistémico se comportan en salud y enfermedad?,¿de qué está hecho el universo a nivel macro y a nivel cuántico y qué leyes son las que gobiernan sus interacciones?  Como se puede ver, son las mismas preguntas que los filósofos se han venido haciendo desde que el hombre utilizó su capacidad de asombro para hacerse preguntas fundamentales.  

Es desafortunado que en Hispanoamérica se haya ignorado la filosofía natural hasta hacernos creer que el civismo, la ética, la honestidad, la literatura, la música y las humanidades son expresiones diferentes a las de la filosofía natural y que tenemos que, como apareció en algún editorial, preocuparnos por enseñarlas, antes de enseñar la ciencia y la tecnología. 

Otra vez volvemos al “¡que inventen otros!” de Unamuno, sin darnos cuenta que este es realmente un falso dilema. El civismo y la ética se enseñan con el ejemplo; la urbanidad no es otra cosa que la concreción en la práctica del civismo. Y la ética no es otra cosa que la concreción del ethos, es decir, la forma de vida y relaciones interpersonales que adopta una sociedad. La pregunta que uno se hace es:¿Cuál es el ethos de la sociedad colombiana? La sociedad colombiana no podrá sobrevivir a la competencia económica global sin ciencia y tecnología propias.

Nuestro propósito como sociedad debería ser superar los falsos dilemas y de la mano del civismo, de la ética y de nuestra cultura humanística, introducir en nuestra cultura colombiana la ciencia y la tecnología, que nos permitirán la competitividad y el desarrollo económico, fundamentales para una sociedad con por lo menos sus necesidades básicas satisfechas y con seguridad alimentaria para todos.

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Tecnología
Artículo

La inteligencia artificial interviene la música clásica

Con la ayuda de una aplicación le intentaron dar forma a una nueva versión completa de la sinfonía inconclusa de Schubert.

Colprensa
Fútbol
Artículo

Ya hay 11 concentrados de la selección Colombia en Japón

Entrenarán el martes en el estadio de Nippatsu Mitsuzawa.

Colprensa
Publicidad
Colombia
Artículo

El Paisa perdería sus beneficios jurídicos, advierte la JEP

Si no acude a la citación de ese tribunal prevista para este lunes.

Archivo Colprensa
Mundo
Artículo

24 muertos al descarrilar un tren en República Democrática del Congo

El vehículo era de carga y transportaba polizones. La mayoría de víctimas son niños.

Archivo
Publicidad
Cúcuta
Video

Arrancó el transporte para niños que viven en Ureña y estudian en Cúcuta

Unos 2.500 infantes colombianos y venezolanos se benefician del servicio.

Mundo
Artículo

Papa recibió al arzobispo de Lyon tras su condena por encubrir abusos

El cardenal Philippe Barbarin señaló que renunciará a su cargo.

AFP
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Mundo
Artículo

Al menos tres muertos y nueve heridos en el tiroteo en Holanda

La Policía solo ha confirmado la identidad de un sospechoso, nacido en Turquía.

AFP
Venezuela
Artículo

Maduro pide renuncia a todos sus ministros

El presidente reestructurará su gabinete tras el apagón que paralizó a Venezuela.

AFP
Publicidad
Política
Artículo

21 grupos buscan firmas para candidatos

Aún no termina el plazo que establece el calendario electoral para registrar los comités que buscan avalar candidatos.

Archivo / La Opinión
Cúcuta
Artículo

Piden celeridad en puntos de energía para semáforos

Este trámite debió hacerse antes de colocar el semáforo, pero el consorcio desconoce los motivos por los cuales no se hizo.

Mario Franco / La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.